Espectáculos

En el Distrito Oeste

“Mi vecino es un WiFi”, humor rosarino que recorre la ciudad

La exitosa comedia local estrenada la temporada pasada en el marco del ciclo municipal "Un verano fresquito", vuelve al ruedo este sábado, pero esta vez fuera del centro y con entrada libre y gratuita.


Mi vecino es un WiFi, la exitosa comedia local estrenada la temporada pasada en el marco del ciclo municipal Un verano fresquito, vuelve al ruedo esta noche, pero esta vez fuera del centro y con entrada libre y gratuita. 

Protagonizada por Juan Pablo Yévoli, María Laura Silva, Maru Lorenzo, Mumo Oviedo, Romina Tamburello y Tincho Ovando, con dramaturgia de Juan Pablo Giordano, dirección de Juan Nemirovsky y asistencia de Simonel Piancatelli, se trata de una propuesta con buenas actuaciones que apela al disparate con un humor bastante blanco que, lejos de renegar de la estética, abreva en los clichés de las comedias veraniegas. De hecho, se trata de esas comedias que en el país tuvieron sus mejores momentos en las versiones de clásicos del norteamericano Neil Simon como Rumores o Extraña pareja, del mismo modo que en la eternamente repuesta Boeing Boeing, del franco-suizo Marc Camoletti.

Ahora, un grupo de vecinos (los vecindarios son el caldo de cultivo de toda comedia de puertas o vodevil que se precie de tal) se muda a un edificio híper tecnológico para evitar el contacto con sus congéneres. Allí, los celulares de última generación son indispensables para manejar todos los servicios del complejo: abrir y cerrar las puertas, levantar la tapa del inodoro o destapar las cañerías funciona a la perfección con el WiFi. Sin embargo, los cortes de luz y unas misteriosas cartas harán que las peores pesadillas de estos personajes se vuelvan realidad.

Si te gustó esta nota, compartila