País

Sospecha por evasión

Messi, señalado otra vez en los Panamá Papers

Una nueva investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), surgida de la filtración de documentos confidenciales de la firma de abogados panameña Mossack Fonseca, dejó al rosarino nuevamente bajo la lupa


Una nueva investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), surgida de la filtración de documentos confidenciales de la firma de abogados panameña Mossack Fonseca conocida como “Panamá Papers”, dejó al rosarino Lionel Messi ante una nueva sospecha por evasión.

Mega Star Enterprises Inc, la sociedad offshore registrada en Panamá que el futbolista del Barcelona compartió con su padre y que la familia había asegurado que estaba inactiva, está operativa. El dato se desprendió de decenas de mails intercambiados entre Mossack Fonseca y los intermediarios uruguayos que contrató la familia Messi para gestionar la sociedad.

El crack de la Selección Argentina había quedado en la mira de las autoridades panameñas meses antes de que lo juzgaran y condenaran por evasión en España. Tras la publicación de los Panamá Papers en abril del 2016, el estudio Mossack Fonseca emitió un Reporte de Operación Sospechosa (ROS) de lavado de activos u otro presunto delito por parte de la sociedad offshore Mega Star Enterprises Inc.

La medida fue ante la falta de respuesta a los correos electrónicos que les habían enviado a los asesores uruguayos de los Messi. Según información que publica en Mariel Fitz Patrick en Infobae, que forma parte del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación y el diario alemán Süddeutsche Zeitung, en esos mails les pidieron datos específicos sobre esa firma offshore que nunca aportaron.

Un abogado de la familia Messi aseguró al diario El Confidencial de España que nunca tuvieron noticias sobre el ROS emitido en Panamá y negó que existieran irregularidades fiscales sobre la sociedad Mega Star.

Según trascendió, la relación entre Mossack Fonseca y la familia del capitán de la Selección Argentina se debilitó después de los Panamá Papers. Los panameños solicitaron documentación sobre los accionistas, beneficiarios finales y el origen de los fondos de la firma ya que los Messi tienen una alta exposición pública. Pero, como la información nunca llegó, el bufete de abogados ordenó la renuncia de los directores designados como “prestanombres” legales y luego renunció también como agente de registro de la offshore.

En un mail del 26 de septiembre de 2016, el estudio uruguayo Balmaren manifestó que “la familia Messi se irritó de tener que enterarse por la prensa de acciones unilaterales de Mossack Fonseca”.

“¡Es increíble pensando en el tremendo daño irreparable que nos ha causado este bufete!”, manifestaron los Messi según uno de los correos electrónicos que enviaron sus representantes contables en Montevideo.

Después de que Mossack Fonseca reportó a Mega Star Enterprises ante las autoridades panameñas por la falta de respuestas concretas desde Uruguay, la familia del futbolista se puso en contacto con el estudio Arifa para retomar los trámites para regularizar la situación de Mega Star Enterprises, que en ese momento ya funcionaba sin autoridades. Se trata de una firma también especializada en gestión de sociedades offshore.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios