Edición Impresa, Política, Últimas

Mercier cuestionó vacantes en el Tribunal de Cuentas

El senador del PJ aseguró en la sesión de ayer que el gobernador Binner “no quiere que lo controlen”.

El senador justicialista Juan Carlos Mercier (departamento La Capital) se quejó por las vacantes en el Tribunal de Cuentas de la provincia –en el que quedan sólo dos vocales titulares y, además, está pronto a vencer el mandato de su presidenta– y vinculó las demoras en el envío de los pliegos a la Legislatura a una supuesta intención del gobierno de Hermes Binner de evitar los controles institucionales.

Alarmado porque en el organismo público de control sólo quedan dos de los cuatro vocales –el abogado Mario César Esquivel, nombrado al final de la gestión de Jorge Obeid, y la contadora María del Carmen Crescimanno, designada bajo el mandato de Binner–, Mercier le tiró con munición gruesa al gobierno: “El gobernador Binner no quiere que lo controlen, como tampoco quiere su ministro de Economía”.

Para el senador opositor y precandidato a gobernador se trata de una “situación grave”. “De los cinco miembros que integran el tribunal, solamente dos permanecen en funciones”, señaló ayer en la sesión de la Cámara alta. “La ley de administración (Nº 12.510) dice que, para tomar decisiones plenarias, serán válidas siempre y cuando estén presentes todos los miembros y se adopten por mayoría”, añadió Mercier.

Luego, opinó que Binner no tiene apuros para enviar los pliegos de los posibles nuevos vocales porque “no quiere que lo controlen”. “Si el día de mañana hay un delito que no puede ser evitado por esta situación, él (por Binner) es el principal responsable, porque apañó todos estos mecanismos que excluyeron el control de la administración del Estado”, disparó el senador reutemista.

“Casi tres años de gobierno y sucesivos hechos demuestran claramente su falta de apego a las normas constitucionales que rigen la administración pública y, dentro de la misma, los institutos y los mecanismos previstos para controlar su gestión. Binner y sus ministros, responsables de estas cuestiones, prefieren que no sea el Poder Legislativo quien le dé el aval a los funcionarios que los tienen que controlar sino que optan por mantener rengo al principal órgano institucional, creado por nuestra Constitución”.

En 2008 el gobernador Binner dictó el decreto de autolimitación para la designación de los funcionarios del Tribunal de Cuentas. Allí se estableció la conformación de un tribunal examinador integrado por el ministro de Economía, el secretario legal y técnico del Ministerio de Gobierno, dos miembros del Consejo Profesional de Ciencias Económicas o del Colegio de Abogados, una “personalidad de reconocida trayectoria” en la materia –propuesta por el ministro de Economía, que oficia de presidente del tribunal examinador– y un miembro de cada facultad de Ciencias Económicas o de Ciencias Jurídicas.

“Quiere decir que la mitad de los miembros son parte del propio Poder Ejecutivo, que es el que va a ser controlado”, agregó Mercier. Y se quejó porque este año Binner firmó un decreto que sube el puntaje de la entrevista oral y baja el puntaje de los antecedentes académicos y profesionales de los candidatos a ocupar las vacantes del Tribunal de Cuentas. Según el legislador del PJ, se trata de una maniobra que le quita transparencia al proceso de selección.

“Al gobernador no le gustan los controles porque ésta no es una medida aislada”, siguió Mercier. En esa línea, recordó los reclamos hechos ante la vicegobernadora –y presidenta del Senado– Griselda Tessio y ante la Cámara de Diputados por la puesta en marcha de la comisión de revisión y control del Tribunal de Cuentas, que hasta el momento nunca funcionó.

A su turno, el senador socialista Juan Carlos Zabalza (departamento Rosario) señaló: “Estamos en un momento de modificación, de cambios. Ahora se llama a concurso para los vocales”. Explicó que, hasta que se resuelvan los concursos –el del vocal abogado se declaró desierto y se hará de nuevo–, los fiscales pueden ocupar como subrogantes los lugares vacantes. Por último, Zabalza se comprometió a trasladar la preocupación de Mercier al Ejecutivo provincial.

Comentarios