Edición Impresa, Política

Mercier: “El gobierno padece incapacidad manifiesta”

El senador reutemista respondió a Binner, que lo llamó obstruccionista. Dijo que no sabe gobernar.

El senador Juan Carlos Mercier le respondió al gobernador Hermes Binner, que había dicho que el PJ no está preparado para ser oposición y por eso obstruye su gestión. El representante del departamento La Capital en el Senado, uno de los hombres fuertes de Carlos Reutemann en la provincia, es el principal objetor de las políticas de Binner. Ayer se comprometió a acompañar los reclamos del gobierno ante la Corte Suprema de la Nación, aunque con condiciones: pidió “trato igualitario” de la administración provincial para con los municipios y comunas que no están gobernadas por el oficialismo.

Mercier le reprochó a Binner su falta de autocrítica. En tono de sermón, comenzó con una alusión del orden de la fe. “El problema es que no son creyentes”, dijo luego de que un periodista le señalara que los griegos, cuando algo no les salía, culpaban a los dioses. “Claro, pero el problema es que no son creyentes ¿Y a quién le echan la culpa entonces? A los que tienen acá en la tierra, a la oposición”, dijo. “Quien realmente produce obstruccionismo institucional es el gobernador, que no entiende que estamos para acompañar aquellas cosas que consideramos procedentes, como lo hemos hecho con varias leyes y proyectos: más del 90 por ciento de las leyes que nos han presentado, incluido el presupuesto mismo”.

El senador reutemista continuó: “Si en algunas cosas hemos disentido y consideramos prudente hacer un aporte distinto, lo hacemos, porque para eso nos eligió la gente. Él (por Binner) considera que eso es obstrucción, pero en realidad esconde una incapacidad manifiesta del gobierno que él lleva adelante. Se escuda en una propaganda manifiesta contra los senadores del Partido Justicialista y contra el peronismo en general, y eso no lo favorece a él. La ciudadanía se está cansando de estas diatribas. Esta actitud en realidad es obstruir por su parte el juego de la democracia por el rol que le cabe a cada uno cuando tenemos que emitir una opinión”.

Mercier también se lamentó por “la liviandad con que se está tratando desde el punto de vista institucional” la relación entre el Frente Progresista y los senadores de la oposición, y consideró riesgoso el veto del gobierno a un artículo que los senadores del PJ habían introducido en el presupuesto 2010 para poner un tope al pedido de endeudamiento incluido en el proyecto original. “Ellos piensen que pueden tomar deuda sin autorización legislativa. Dicen que con el veto están autorizados tácitamente para endeudarse”, dijo el senador y argumentó que si eso ocurre se estaría “violando la Constitución provincial y de la ley de administración financiera”.

“No les estamos obstruyendo nada, no le estamos impidiendo nada; queremos cumplir con la Constitución provincial y la ley. Que nos digan de dónde van a sacar financiamiento, cuál va a ser la tasa de interés, cuál va a ser el destino de esos fondos, porque estamos en un camino complicado”, pidió Mercier. Y se quejó porque los funcionarios de Binner no lo llaman muy seguido. “A mí no me invitan ni para tocar el pito”, ilustró. “Yo veo que se reúnen (el intendente de Santa Fe Mario) Barletta, el ministro de Obras Públicas (Hugo Storero), el gobernador, el ministro (de Gobierno) Antonio Bonfatti, el ministro de Economía (Ángel Sciara), cuando hay una de esas buenas noticias que ellos quieren dar. Generalmente, son anuncios de futurología”.

El senador aclaró que no lo desvela el hecho de que no lo inviten a dialogar. Y ratificó a su par Ricardo Spinozzi: “Lo que dice el titular del bloque y presidente del partido es verdad: a la mayoría de los senadores no nos invitan a dialogar ni a participar”.

Luego, Mercier reveló que los senadores acordaron una estrategia común con los presidentes de comunas que reclaman envíos de fondos: que realicen los reclamos administrativos en Casa de Gobierno y que les giren copias a ellos, que luego reclamarán ante la Justicia de la provincia si se producen demoras en los giros. Aseguró que hay fondos pendientes de 2008 y 2009 que no fueron enviados a las localidades del interior gobernadas por el justicialismo o por otras fuerzas que no comulgan con el oficialismo. “Los jefes de bloque se han comprometido a llevar esto a la Justicia”, advirtió el senador opositor.

Por último, Mercier avaló, aunque con condiciones, las gestiones que realiza el gobierno de la provincia ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación por distintas deudas. Los pedidos suman unos 4 mil millones, según las estimaciones del oficialismo, pero el senador por La Capital no es tan optimista: cree que apenas un cuarto de ese reclamo podrá ser recuperado para las arcas públicas santafesinas.

Comentarios