País

Vino, reinas y minería

Mendoza: bajan fiestas de la vendimia hasta que se anule ley que permite cianuro

Las comunas de San Carlos, Maipú, Lavalle y Tunuyán avisaron que no realizarán sus festejos vendimiales departamentales. El gobernador Suárez se reunió con las actuales reina y vice reina nacionales de la Vendimia, María Laura Micames y Martina Mercol, quienes expresaron su rechazo a la ley 9 209


Cuatro departamentos mendocinos suspendieron sus fiestas de la Vendimia en protesta por la ley minera 9.209 que habilitó el uso de sustancias tóxicas como cianuro, y sus autoridades indicaron que sostendrán esa decisión hasta que se anule la norma, que fue promulgada por el gobernador Rodolfo Suárez. La decisión se comunicó luego de que el mandatario anunciara que no iba a reglamentar la ley y que abriría un diálogo amplio con todos los sectores para superar el conflicto.

Las comunas de San Carlos, Maipú, Lavalle y Tunuyán avisaron que no realizarán sus festejos vendimiales departamentales. Fue en la noche de este jueves, en paralelo con las multitudinarias manifestaciones que se realizaron en diferentes ciudades de la provincia.

Las mesas de diálogo anunciadas por el gobernador –radical de Cambiemos– comenzaron en la noche del mismo jueves. Entre las primeras reuniones que mantuvo Suárez estuvo la que compartió con las actuales reina y vice reina nacionales de la Vendimia, María Laura Micames y Martina Mercol, quienes expresaron su rechazo a la ley que modifica la 7 722 de 2007 para relajar las regulaciones sobre uso de sustancias tóxicas para separar los minerales de la roca.

La comisión de reinas de mandato cumplido Corenave había pedido, en un comunicado difundido días atrás, que “no se realice ningún acto previsto para la Vendimia 2020 hasta que se dé marcha atrás con esta reforma que pone en peligro nuestro recurso más preciado que es el Agua”.


Tras varios días de cortes de ruta, manifestaciones y protestas masivas a lo largo de la provincia, Suárez anunció este jueves que no reglamentará “la ley (9 209), y no estará vigente”. El anuncio no calmó el descontento. Las protestas de vecinos y organizaciones continuaron. La norma de la discordia, avalada por el PJ local y con el visto bueno inicial del gobierno nacional, fue promulgada por el gobernador, por lo que no la puede vetar. La no reglamentación tampoco es garantía, porque la Constitución mendocina establece que a los ocho días la norma entra igual en vigencia. Lo que varios de los colectivos exigen es que se derogue mediante otra ley votada en la Legislatura.

El diálogo al que llamó Suárez “para una gran convocatoria e información a la gente” comenzó con encuentros con el arzobispo Marcelo Colombo y el rabino Fabián Zaidemberg, entre otros.

Comentarios