Ciudad

Lectura interactiva

Memoria y lucha: lanzaron un mapa virtual que recorre los hechos históricos de Rosario

La Secretaría de Género y Derechos Humanos municipal presentó, a través de una conferencia virtual, una herramienta digital que señala las huellas de las luchas por los derechos humanos en la ciudad.


Construir un archivo visual, público, accesible y colaborativo. Diferenciar y entrelazar marcas de la memoria. Hacerlas legibles. Éstos fueron algunos de los objetivos de la dirección general de Derechos Humanos -perteneciente a la Secretaría de Género y Derechos Humanos de la Municipalidad de Rosario- a la hora de construir un mapa virtual de la ciudad que señaliza algunas formas de la memoria.

Mariana Caminotti, secretaria de Género y Derechos Humanos, consideró que desde la creación de su cartera tienen la intención de “impulsar políticas públicas de promoción de los derechos humanos y acciones que pongan en valor las luchas por la ampliación de derechos fundamentales en la ciudad”. El trabajo de investigación lo llevaron adelante entre abril y agosto de este año.

El proyecto Mapa de Marcas de Memoria de Rosario tuvo una complejidad: los tiempos pandemia y aislamiento dificultaron el acceso a determinados archivos. Por eso, se trata de una herramienta en proceso y de la que esperan “puedan apropiarse los organismos, organizaciones, militantes, activistas, investigadores, estudiantes y también periodistas y público en general, para continuar ampliándolo y enriqueciendo de forma conjunta”.

Sobre esto habló también Alicia Gutiérrez, directora general de Derechos Humanos, que subrayó que Rosario es una ciudad de larga tradición de lucha. En particular, su recorrido militante empezó el mismo año del Rosariazo. Era 1969 y cursaba su primer año en la carrera de Odontología. Más tarde, su hermana y su compañero y padre de su hijo serían desaparecidos por la última dictadura cívico-militar. En 1977 se exilió del país, pero desde su regreso en 1985 acompaña de forma activa la lucha de los organismos de derechos humanos locales.

Por su parte, Cecilia Vallina, coordinadora de Memoria, sostuvo que desde el área trabajan con el objetivo de llevar al espacio público los procesos de memorialización que se despliegan en el territorio. “En los procesos de producción y recepción de estas marcas hay asimetrías, de accesibilidad, simbólicas, de distancias, temporales y espaciales. Por eso nos propusimos la creación de una herramienta digital que se convierta en una mediación para integrar visualmente esas huellas de la memoria, con sus diversas temporalidades y permanencias”, explicó.

Vallina habló también de un tiempo “comprimido en un puro presente que achata estas temporalidades entre pasado, presente y futuro” y que, justamente, la integración de estas marcas de la memoria tiene que ver con abrir esa temporalidad. Además, subrayó el carácter de investigación del trabajo.

Nuevas lecturas sobre la memoria

El mapa -que se puede ver aquí https://bit.ly/35qPwDc- contiene un total de 190 ítems en los que se incorporó material documental, fotográfico y audiovisual. Está organizado a partir de un menú que incluye 10 categorías, identificadas por íconos: sitios y espacios de memoria señalizados y por señalizar, baldosas por la memoria, la memoria en la calle, la historia en el nombre, placas recordatorias, marcas de memoria, memorias situadas, acciones colectivas, intervenciones artísticas y justicia en presente. Al clickear en cada ítem se despliega sobre el margen izquierdo un texto explicativo y una galería de imágenes. De esta manera, cada usuario puede experimentar una visión simultánea de estas marcas y navegar a través de las diferentes categorías propuestas.

Esta herramienta digital, plantearon, busca habilitar nuevas lecturas sobre las memorias de la ciudad al reunir en un solo lugar contenidos que, por lo general, se encuentran dispersos. A su vez, pretenden preservar y resignificar este material de gran valor testimonial e histórico y establecer estrategias de intervención que permitan enlazar distintos puntos para trabajar en el territorio.

En marzo, al cambiar las formas de trabajo en el marco de la emergencia sanitaria, el equipo pudo concentrarse en un proceso de investigación que los acercó a distintas producciones que circulan en la web. Esto contó Vallina quien además dijo: “Fue un trabajo de descubrimiento porque nos dio una legibilidad de cómo habían cubierto los medios distintas marcas de la memoria”.

En la web circulan materiales desde el 2006, por lo que aún necesitan acceso a muchos archivos contenidos en espacios que estuvieron cerrados en este tiempo. Saben que encontrarán más material en la Escuela de Museología, el Museo de la Ciudad y archivos de diarios locales. Por eso insisten con que se trata de un trabajo abierto, en expansión.

En este sentido, explicaron que se extendieron “hacia atrás en el tiempo para tratar de enlazar las luchas políticas, sociales y culturales que fueron tejiendo la memoria colectiva en la ciudad”. Así, las marcas van desde fines de siglo XIX hasta la actualidad.

El proyecto contempla una segunda etapa donde construirán un Archivo Visual de Marcas de Memoria de Rosario. El trabajo de campo desarrollado hasta ahora permitió construir una sólida base de investigación con vistas a desarrollar un micrositio a partir del cual centralizar todo el material y continuar el proceso de búsqueda en los archivos públicos y privados. Al mismo tiempo, la sinergia con las organizaciones, instituciones, actores sociales, organismos de derechos humanos, colectivos artísticos, militantes sociales, investigadores y la ciudadanía en general, va a profundizar la indagación en los distintos fondos documentales y sumar nuevos contenidos.

Desde el municipio detallaron que los contenidos que integran el mapa pertenecen a diferentes autores, fondos y archivos documentales públicos y privados. Muchos de ellos son producciones y gestiones de la Dirección General, otros fueron compartidos por sus propietarios y, en otros casos, fueron recopilados de la web y no figura autoría. En este sentido, aclararon que si algún autor, institución o colectivo considera necesario reponer esta referencia deberán escribir a: [email protected] Lo mismo podrán hacer quienes deseen aportar contenidos o hacer sugerencias y comentarios.

Comentarios