Camioneros, nota3, Suplementos

Marzo: mes de la Mujer

Melina Aguirre: “Hay que evolucionar en el concepto de que hay «trabajos de hombres y trabajos de mujeres»”

La Secretaría de la Mujer adquiere relevancia en marzo al conmemorarse el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Su labor se extiende a todos los días, con mucho diálogo con las trabajadoras del sector. La referente provincial explica cuáles son los conceptos centrales y las líneas a seguir


—¿Cómo se viene trabajando a lo largo de estos meses en la secretaría, más específicamente desde que el sindicato pudo ir cumpliendo sus metas de afianzarse como una entidad fuerte dentro de la provincia?

—La pandemia fue realmente difícil para trabajar, nos costó mucho establecer relaciones con las otras mujeres del sector. Es una lucha intensa en la que debemos apoyarnos entre todas pero la realidad es que nos complicaban mucho las restricciones. La nueva normalidad nos está permitiendo volver a encontrarnos y con el acercamiento estamos tratando de llegar a las distintas localidades para acercarnos a las compañeras en sus ámbitos de trabajo y así establecer los vínculos que son vitales. Estas semanas estuvimos justamente hablando mucho y eso nos permite ir delineando un mensaje común.

—¿En qué consisten las principales líneas de diálogo con las compañeras?

—Dentro del rubro camionero es difícil romper las estructuras de lo que son los trabajos de hombres de los que no lo son y que las mujeres no saben o no pueden hacer. Cuestionamos eso y de a poco lo vamos rompiendo. Por suerte en nuestra organización esto se viene focalizando desde hace largo tiempo y ya son muchas las compañeras que trabajan manejando camiones en nuestra provincia y en el país. Estamos permanentemente en contacto con la Secretaría de la Mujer de la Federación y con Karina Moyano en particular, avanzando sobre distintas cuestiones.

—¿Y cuál es la respuesta que se encuentra por parte de las trabajadoras de nuestro sector al abrirse estos espacios de diálogo?

—He tenido consultas de muchas mujeres. Hay un tema muy importante, que es el que buscan saber cómo pueden crecer salarial y profesionalmente. El problema es que en esta lógica todo queda reducido a lo administrativo. Y los puestos son proporcionalmente pocos en este tipo de trabajo y en este tipo de empresas, con lo cual hay un techo bajo y una limitación. Por eso la de ser choferes debe ser contemplada como una posibilidad más y las compañeras que se encuentran desempeñando esta tareas son el estímulo para conseguirlo.

—¿Qué tipo de sugerencias se les hace llegar?

—Tratamos de atender todas las consultas. Informar que dentro de las empresas se puede charlar y ver como una opción más manejar un camión. Hay que evolucionar en los conceptos de que hay trabajos que son para hombres y otros para mujeres. Y esto no solo es importante para las mujeres que están dentro de la empresa, sino también para las que están afuera. Abrirse a que no busquen un trabajo que sea culturalmente “femenino”. Este es un objetivo de la comisión y que yo me estoy encargando de ponerlo de relieve porque es central.

—¿Se trabaja también con los camioneros hombres, tratando de llegar con algún mensaje en particular?

–Es parte de la tarea que se viene. De a poco lo vamos instalando. Los camioneros tienen familias, con mujeres, hijas, madres, así que ellos son un vehículo importante para difundir este mensaje. Hay que salir de la lógica de que las mujeres compiten con los hombres. Es un trabajo en equipo que debe retroalimentarse y ambas partes pueden salir beneficiadas para trabajar conjunta y eficazmente.

—¿Cuáles son los objetivos a corto y mediano plazo?

—Seguir trabajando al lado de las compañeras. Es importante que se sientan cerca de un/a referente, tratamos de escuchar sus opiniones, su realidad laboral, atendiendo el trato que tienen con sus compañeros y con los cargos superiores. Debemos seguir organizándonos. Conocer a las compañeras de cada rubro y de cada empresa enriquece mucho las perspectivas para la acción posterior. En la medida en que estemos cerca también nos permite saber lo que estamos haciendo bien, lo que estamos haciendo mal y cómo nos estamos manejando. Esa parte de conexión la consideramos como importantísima, porque además se genera un vínculo muy especial que permite que la trabajadora se sienta identificada, acompañada, comprendida, informada y representada. Son todos puntos importantes para valorizar nuestro trabajo, valorizarnos a nosotras y posicionarnos ante distintos escenarios. La idea es que no quede todo en el día de la mujer. Sino organizar otras acciones como charlas, talleres informativos, recreativos, porque son cosas que ayudan muchísimo a interactuar, a apoyarse una con otra.

 

Comentarios