Policiales

Violencia en el sur

Megaoperativo de la Federal: ocho detenidos

Los allanamientos se atribuyen a la investigación de los crímenes de Ulises y Jonatan Funes, asesinados en 2018 en una saga de vendettas en el marco del conflicto con el entorno de Ariel "Tuby" Segovia y Alexis Caminos.


Un lujoso Audi, entre lo incautado.

Esta madrugada la Policía federal, por orden de la Fiscalía de Homicidios, efectuó más de una decena de allanamientos en el marco de la investigación de los crímenes de Ulises y Jonatan Funes, asesinados en el marco de una disputa territorial que mantienen, junto a otros pesados como Ariel “Teletubi” Acosta y René Ungaro, con el clan Caminos (herederos de Roberto “Pimpi”, asesinado jefe del paravalanchas de Newell’s), en un pequeño radio de zona sur y que dejó casi 40 muertos en dos años. Fueron al menos 14 procedimientos que dieron como resultado ocho detenidos o demorados, el secuestro de armas, celulares, un automóvil de alta gama y una cantidad importante de cocaína, informaron fuentes judiciales.

Ulises Funes fue asesinado el pasado 7 de enero, en un pasillo de Garay al 1400. El joven de 23 años estaba con su novia cuando alrededor de las 21.30 fue acribillado desde un auto gris. Era marino mercante, oficio que heredó de su abuelo, e investigadores y conocedores del conflicto ubican su muerte como una vendetta contra su hermano Alan, ya que Ulises –según una investigación del Ministerio Público de la Acusación– no integraba la llamada banda de los Funes.

Jonatan “Bam Bam” Funes fue emboscado el pasado lunes 5 de febrero a la salida del penal de Piñero, en el cruce de las rutas 14 y AO12. Salía de visitar a sus hermanos Alan y Lautaro “Lamparita” Funes. Según fuentes de la investigación, una Ford Ecosport le cortó el paso al Audi en que manejaba junto a su novia, quiso escapar corriendo pero una ráfaga de plomos lo dejó tendido sobre el asfalto. El crimen fue muy cerca del penal y no pocos especularon que el dato les llegó a los sicarios desde dentro de la cárcel.

En ocasión, un conocedor del conflicto aseguró al El Ciudadano: “Le avisaron al Tuby (por Ariel Segovia, vinculado con el clan Caminos) que los lunes les llevaban el bagayo a los Funes y lo emboscaron”.

Los allanamientos de esta madrugada se atribuyen a la investigación de ambos crímenes. Bajo la orden de los fiscales de Homicidios Florentino Malaponte y Pablo Pinto, la Policía Federal irrumpió en 14 domicilios de distintos puntos de la ciudad. Trascendió que ocho personas fueron detenidas o demoradas. Entre las diez armas secuestradas hay pistolas y una escopeta. Incautaron un auto Audi A4, municiones, celulares, un kilo de cocaína y unos 500 mil pesos, señaló Radios Dos. Se prevé que la Policía federal amplíe la información en una conferencia de prensa, aún no confirmada.

Si te gustó esta nota, compartila