Edición Impresa, Policiales

acusados en el banquillo

Megacausa Los Monos: postergan el inicio del juicio oral y público

Según fuentes judiciales, 23 imputados serán enjuiciados y declararán alrededor de 350 testigos.


El juez de Sentencia Ismael Manfrín, quien presidirá el tribunal encargado de juzgar a 23 miembros de la banda de Los Monos como integrantes de una asociación ilícita dedicada a cometer distintos tipos de delitos, dio a conocer mediante un decreto que el juicio, cuyo comienzo estaba previsto para el próximo miércoles, será postergado para que pueda ser incorporado material probatorio. Además, el magistrado evalúa la posibilidad de que Ramón Machuca, más conocido como Monchi Cantero, forme parte del mismo proceso.

La decisión de Manfrín se debe a que falta incorporar pruebas que fueron admitidas hace algunas semanas por el camarista Daniel Acosta, quien hizo lugar al pedido de los abogados defensores de debatir en el juicio la conducta del juez instructor de la causa, Juan Carlos Vienna. Ademas, Manfrín no descarta incluir en el juicio a Monchi Cantero, quien iba a ser juzgado aparte por la misma causa debido a que su investigación no estaba tan avanzada, por haber estado prófugo de la Justicia durante tres años.

El debate, ahora postergado, estará dirigido por Manfrín –como presidente–, quien será flanqueado por sus pares María Isabel Mas Varela y Marisol Usandizaga. Según fuentes judiciales, 23 imputados serán enjuiciados y declararán alrededor de 350 testigos. El debate tendrá lugar sobre dos causas judiciales diferentes. La pesquisa por asociación ilícita que tiene sindicada a la familia Cantero en su jefatura, caso que tiene a tres de los acusados tramitando suspensiones de juicio a prueba, y el crimen de Diego “Tarta” Demarre, dueño del boliche Infinity Night, frente al cual mataron a Claudio “Pájaro” Cantero.

La muerte de Martín “Fantasma” Paz fue una visagra en el ámbito judicial. Ese crimen ocurrió en septiembre de 2012  cuando Paz, de 27 años, conducía un auto de alta gama por Entre Ríos y 27 de Febrero y fue blanco de un sicario que lo asesinó sin lastimar a la mujer y el pequeño hijo de la víctima que iban en el mismo auto. A la escena del crimen llegó Mercedes Paz, su hermana, acompañada de su entonces pareja, el Pájaro Cantero.

Esa causa recayó en manos del juez Juan Carlos Vienna, quien fue denunciado penalmente por Ramón Machuca, hermanastro del Pájaro y conocido como Monchi Cantero, por prevaricato y recepción de dádivas, donde resalta el vínculo entre el magistrado y el padre de la víctima, Luis Paz. Durante algunos meses la causa penal sobre el homicidio del Fantasma no tuvo grandes movimientos, aunque tras el homicidio de Cantero, asesinado 8 meses después que su cuñado, hubo una seguidilla de ejecuciones. Estos crímenes, sumados a algunas medidas judiciales, entre ellas la declaración de Paz padre, quien apuntó a la familia Cantero y describió las actividades del grupo –del que era parte su hijo–, dio un giro en el expediente que mutó en una investigación por asociación ilícita contra el grupo, que a partir de entonces se conoció como megacausa Monos. Si bien hasta hoy el crimen de Paz no tiene ningún imputado, cuatro decenas de personas fueron procesadas como miembros de un grupo dedicado a la comisión de diversos delitos encabezado por la familia Cantero, donde no hubo distinción entre hombres, mujeres, civiles o policías. Once de ellas firmaron un jucio abreviado.

Comentarios