Ciudad, Edición Impresa

Meditaron frente al Paraná

Unos 700 rosarinos, en su mayoría mujeres, acudieron a la convocatoria de la fundación El Arte de Vivir. Hubo yoga, música y técnicas de respiración en un espacio verde detrás de los silos Davis.

América Medita 2011, organizado por la fundación El Arte de Vivir, convocó ayer a cientos de personas en Parque Sunchales, atrás de los silos Davis, a una meditación masiva en simultáneo con las principales ciudades de América, Europa y Oceanía, con el objetivo de transmitir que un mundo más pacífico es posible y una buena manera es empezar por la transformación personal para alcanzar un cambio positivo en la humanidad.

El tiempo acompañó y el sol salió apenas comenzó la programación. Hombres, mujeres y niños llevaron su lona, su equipo de mate y un estado de ánimo especial que se respiraba en el aire.

Fue un evento gratuito y abierto para todo el público en el que unas 700 personas, en su mayoría mujeres, disfrutaron de una jornada de meditación guiada, una clase práctica de yoga, técnicas de respiración y shows en vivo.

En la Argentina se realizó, además de Rosario, en Buenos Aires, Córdoba, Salta, Ushuaia, Misiones, Mendoza, Bariloche, Neuquén, Mar del Plata, Entre Ríos, Corrientes, Tucumán y Resistencia, entre otras ciudades.

Roxana Solina es instructora de yoga y pertenece a la fundación, que está en más de 150 países, y afirmó que lo fundamental para poder relajarse es la respiración, una herramienta que trae a la mente al momento presente.

“Lo que llamamos estrés está generado por la oscilación de nuestra mente que va del pasado donde se encuentra la culpa, el enojo; al futuro, donde nos encontramos con la ansiedad, la incertidumbre, los ideales y esa oscilación del pasado al futuro que haya en nuestra mente es un efecto de serrucho sobre la mente y eso nos causa estrés. No se puede respirar ni en el pasado ni en el futuro, siempre en el presente y es ahí donde se puede relajar y aumentar el entusiasmo, la capacidad de disfrute, cuando la mente se relaja en el momento presente”, afirmó Solina.

Por otra parte, hay proyectos en la fundación de tipo social. Se llaman Yes Plus, y trabajan con compromiso en lo social. Además se está implementado otro proyecto denominado Manos, por el que se procura asistir, brindar compañía y acercar alimentos a las personas que viven en situación de calle.

“Estamos comenzando los programas para las cárceles, se darán cursos a gente tanto del Servicio Penitenciario como internos. Lo que se busca es trabajar sobre el estrés allí donde hay mayor vulnerabilidad. Se logran buenos resultados en muchos lugares del mundo, donde el método ya está muy desarrollado. También hay cursos especiales para poblaciones vulnerables por carencia o enfermedad, o de la tercera edad”, enumeró la instructora.

Solina agregó: “Una meditación masiva logra un gran efecto sobre el entorno que tiene que ver con transformar la energía de violencia a energía de paz, entusiasmo, amorosidad y repercute en todos, es necesario en las épocas donde se incrementa los niveles de violencia”, concluyó.

Ana España es otra de las instructoras de yoga. “Desde hace cuatro años se viene haciendo América Medita con la consigna de la paz. Cuando uno medita contagia paz y cuantos más seamos meditando más paz contagiamos. Esto empezó como algo acotado y hoy alcanza unas dimensiones impresionantes”, se jactó la mujer.

España agregó: “El año que viene, en 2012, vamos a organizar el evento El Mundo Medita. Nosotros nos ocupamos de una mente calma y limpia y así todos tenemos derecho a ser felices y a sonreír. Se dice que 20 minutos de meditación equivalen a cuatro o cinco horas de sueño. En todo lo que tiene que ver con la regulación física, la irrigación sanguínea, enfermedades cardíacas, psíquicas, cuando uno empieza a meditar hay algo que se regula interiormente. Cuando meditás no estás dormido ni despierto, escuchás lo que te dicen pero estás en otra dimensión. No hacés nada, no querés nada, no pensás en nada. Lo importante es tratar de empezar a cerrar los ojos y quedarse quieto”.

Comentarios