Edición Impresa, Policiales

Sin libertad ni derechos

Medio millar de presos rosarinos en huelga total

Los internos de la Unidad Penitenciaria Nª 6 no reciben comida ni salen a los talleres en reclamo por irregularidades.


La totalidad de los internos de la Unidad Penitenciaria Nª 6 realizan desde ayer una huelga general en reclamo por irregularidades entre las que detallaron falta de agua potable la mayor parte del día, retrasos con los permisos de salidas laborales, condicionales y asistidas e incumplimiento de horas de visita extraordinarias con motivo de las fiestas de fin de año.

Según difundieron en un comunicado, los aproximadamente 500 internos alojados en la vieja alcaidía de Jefatura dejaron de recibir comida y de asistir a los talleres como medida de fuerza por la quita de los dos días de visita extraordinaria que les corresponde por Navidad y Año Nuevo, los que les serían concedidos pero en reemplazo de los habituales días domingo. A eso le sumaron “las extensas demoras” que padecen las visitas y “el maltrato por parte  del Servicio Penitenciario”.

Otro reclamo de los internos son las demoras en el otorgamiento de libertades y permisos que les endilgan a los profesionales que tienen que cumplimentar los requisitos necesarios (psicólogos, asistentes sociales y terapistas) porque “no brindan la atención necesaria por falta de compromiso con el trabajo”.

Por último, manifestaron estar cansados “de vivir en condiciones inhumanas por cortes de agua potable” que, según aseguraron, sólo funciona cinco horas diarias.

“Las autoridades actuales de esta penitenciaría no nos brindan ninguna solución. La única respuesta que recibimos fue del alcaide, quien desde el primer día nos amenazó con bajarnos la conducta y sacarnos nuestros trabajos. En ningún momento provocamos disturbios, sólo decidimos tomar esta decisión, no uno ni dos pabellones sino todos, los casi 500 internos de los 11 pabellones, porque estamos cansados de tantas promesas y malas condiciones de vida”, dijeron los detenidos en un comunicado.

Desde el Ministerio de Seguridad provincial se informó a El Ciudadano que “el inconveniente se suscita por los días de visita” de las fiestas de fin de año porque los internos piden recibir a sus seres queridos cuatro días en vez de dos. Explicaron que “no se les sacan los días de visita los domingos 25 de diciembre y 1ª de enero, sino que se los reemplaza por los sábados 24 y 31 de diciembre”.

Se aguó la fiesta

La huelga total iniciada ayer por la totalidad de los internos de la Unidad Penitenciaria Nª 6 derivó en la suspensión de un acto de fin de curso que estaba programado para la mañana de hoy, en el que se iban a graduar jóvenes que aprendieron a leer y escribir por medio del programa de alfabetización cubano “Yo sí puedo” que lleva adelante la Multisectorial de Solidaridad con Cuba, con el apoyo de voluntarios. También estaba previsto hacer un reconocimiento a los jóvenes privados de la libertad que  concurrieron a los talleres que brinda la misma organización y que este 2016 enseñaron literatura, comunicación, inglés, matemáticas, apoyo escolar, electricidad y teatro. El acto será reprogramado.

Comentarios