El Hincha

Fuerza Negro

“Me pone muy bien lo que hace la gente de Newell’s”

Tras estar cerca de la muerte al sufrir tres infartos cerebrales, el Negro logró reponerse y el lunes tuvo el alta, aunque los altos costos de la internación y la nula ayuda del club Real Potosí de Bolivia lo dejó en una situación económica extremadamente complicada.


Julio Zamora vive un difícil momento. Tras estar cerca de la muerte al sufrir tres infartos cerebrales, el Negro logró reponerse y el lunes tuvo el alta, aunque los altos costos de la internación y la nula ayuda del club Real Potosí de Bolivia lo dejó en una situación económica extremadamente complicada.

“Estamos en la lucha, pasando un momento complicado, pero todos los momentos complicados tienen un fin, espero sea el mejor”, destacó el ex delantero leproso en diálogo con el programa Juega la Banda, de Radio Mitre Rosario.

La situación de Zamora es delicada. Más allá de los cuidados que deberá tener en el tema salud, desde lo económico tuvo que embargar su propiedad para poder solventar parte de los gastos, que fueron todos de manera particular, ya que no contaba con obra social ni apoyo del club boliviano.

Por eso, la Lepra volverá a poner a la venta un bono en busca de aportarle alguna ayuda. “Hablé con el vicepresidente de Newell’s. No tengo palabra de agradecimiento por lo que están por hacer. Hablar con la gente de Newell’s me hace sumamente bien. Mi esposa e hijos siempre estuvieron conmigo. He perdido todo lo material, pero fue por una buena causa, no vamos a llorar por eso”, declaró con cierta congoja.

“Me pone muy bien lo que hace la gente de Newell’s. Le dije al vicepresidente que espero ponerme bien pronto e ir a agradecerles en persona”, destacó.

El enojo más grande de Zamora es con el club Potosí, que luego de su internación en Cochabamba no dio señales de vida. “Nadie de Potosí, nadie pero nadie, se contactó conmigo ni me preguntó si necesitaba algo. Ellos no están pensando, yo le dejé todo al club. Cuando llegué estaba último y por irse al descenso, cuando me pasó esto quedó a 3 puntos de la Sudamericana”, señaló.

Los que sí colaboraron fueron ex compañeros de Newell’s y Cruz Azul, incluso el Negro destacó el apoyo de Cristian González. “El Kily González está llamando todo el tiempo, pendiente de lo que hacemos. Igual el Negro Astrada, Pedrito Troglio… Pero la gente de Potosí nos dejó sólo y por eso llegamos a este momento de necesitar. Prácticamente regalamos la casa”, confió.

“Yo he ayudado a todo el mundo, y saqué plata de donde no tenía para ayudar al que me pedía. En Bolivia entregué todo, y me han dado muy poco”, remarcó con bronca.

Un bono solidario

La dirigencia leprosa decidió darle una mano a Julio Zamora y por tercera vez lanzará un bono solidario de 50 pesos, cuya recaudación será enviada la próxima semana al Negro.

El bono no obligatoria se venderá desde hoy al mediodía en las tiendas oficiales (Parque, Italia al 800 y San Martín al 4800) y en la oficina de atención al socio. A diferencia de los dos bonos anteriores, esta vez los talonarios estarán numerados para que sea más prolijo el control.

El bono se venderá además el día del partido en las boleterías y en los accesos al estadio. La idea de la dirigencia es alcanzar los 10.000 bonos y así llegar a los 25 mil dólares que El Negro necesita para terminar con la deuda en el sanatorio.

Si te gustó esta nota, compartila