El Hincha, Newell's Old Boys

Ídolo eterno

Maxi Rodríguez: “Tengo ganas de entrar al Coloso y hacer más goles con esta camiseta”

El capitán leproso aseguró que la decisión de seguir la tomó en minutos, porque se siente con ganas y todas las patas del club están alineadas. Además, la Fiera se mostró entusiasmado con la renovación de su vínculo y lo motiva jugar la Copa Sudamericana. "Estar a los 40 y jugando nunca lo pensé"


Maxi Rodríguez seguirá un año más en la Lepra y jugará la Copa Sudaméricana.

Maxi Rodríguez esta vez no dudó. Sus ganas de seguir jugando y el aval familiar, más un club ordenado y un equipo que clasificó a la Sudamericana fueron suficiente para renovar su vínculo al menos un año más en Newell’s. Y a pocos días de poner el gancho, dejó sus sensaciones y explicó el porqué de una decisión que alegró a los hinchas en medio de la cuarentena.

“No tuve que pensar mucho. Todo tiene que ver con todo. Lo que tenía primero en la cabeza era analizar cada seis meses seguir o no, el objetivo era dejar al equipo en primera. Si todo seguía normal no sé si iba a continuar, porque se había logrado el objetivo y era irme de la mejor manera. Pero apareció esta pandemia, que nos dejó sin saber cuándo volveremos a jugar y la Copa Sudamericana es una motivación extra que me sedujo. Volver a jugar una copa internacional es algo que me motiva mucho”, contó Maxi en el inicio de la charla.

—¿Cómo fue la renovación?

—Fue fácil, cuando me lo propusieron no tenía que pensar mucho. Me llamó Cristian (D’Amico) y en un minuto estaba todo resuelto. Creo que hicimos un esfuerzo muy grande para entrar a una Copa, tanto en lo personal como en lo colectivo, y quería disfrutar de una nueva etapa internacional. Hay que estar preparado para eso y me encuentro con ganas de seguir.

—La forma de comunicar tu renovación fue muy original, ¿de quién fue la idea de oficializarlo en las redes como un juego?

—Me lo propuso Juan (Mattos) y me pareció genial, pero le dije que lo iba a dejar colgado para asustarlo un poco. Me pareció una linda idea. Le dejé un poco de suspenso, pero fue muy bueno hacerlo así.

—Llegar a jugar a los 40 años es impensado, ¿soñás con un título más?

—Estar a los 40 y jugando nunca lo pensé. La carrera del jugador tienen un límite y no esperaba estar jugando a esta edad. Pero me siento bien y por eso sigo. Cerrar con un título sería algo impensado, no quiero hacerme la cabeza, uno siempre sueña. Veremos hasta dónde podemos llegar. Y seguiré jugando al menos un año más.

—Ahora que renovaste, ¿cuántas veces por día lo llamás a Nacho Scocco para que vuelva?

—(Sonríe y asiente) Muchas, tengo el teléfono a mano para mensajearlo a cada rato. Con Nacho pasa lo mismo que pasó con Pablo (Pérez), lo volví loco para que vuelva. Obvio que venimos hablando y queremos que vuelva, pero son decisiones personales, que se definen con la familia. Ahora que todos dicen “quedate en casa”, a Nacho lo estamos esperando porque esta es su casa. Estamos todos ansiosos para que vuelva al club.

—Cuando se fueron en 2016 había diferencias con la dirigencia, ¿creés que este club ordenado ayuda a que regresen los ídolos?

—Cuando se fue Nacho o me fui yo, no nos fuimos bien. Hoy está claro que el club cambió mucho, hay otro orden, todos estamos unidos. Nosotros sabemos que es Newell’s, no hay que explicarle nada a Nacho, sabe lo que es Newell’s, porque lo mamamos de chiquitos. Y sabe cómo está Newell’s hoy. Más que insistirle, hincharle las bolas todos los días, no podemos. Sabe lo que es jugar copas internacionales con esta camiseta. Y sabemos que su corazón lo tiene acá.

—¿Cómo ves al club hoy?

—Cuando las cosas están mal de adentro es difícil seguir adelante. Ahora se acomodó todo y se nota. No es fácil manejar una institución como Newell’s, necesitas lideres positivos en cada lugar. Creo que hoy todo se alineó, la parte dirigencial, lo futbolístico, el hincha que siempre es incondicional. También hay que rescatar cómo está llevándolo Kudelka, el trabajo de la dirigencia, y la valentía del equipo para jugar en un momento muy complicado, hay que sacarse el sombrero. Todo se encolumnó y estamos muy bien.

—¿Te parece bien que se hayan sacado los descensos por dos años?

—Creo que los descensos no se tendrían que sacar. El fútbol argentino es muy competitivo y así le das aire a los equipos que hicieron las cosas mal, es como premiarlos. Creo que estamos retrocediendo con esta medida.

—Tuvieron un gesto al aceptar reducir lo que cobraban para garantizar el cobro de los empleados por dos meses, ¿esto va a seguir hasta que vuelva el fútbol?

—Hay mucha incertidumbre. Se vienen momento muy complicados, para el país, para las empresas, para los clubes… Hablamos mucho con Cristian (D’Amico), con Darío (Kudelka), que se metió de una manera impresionante en la vida de Newell’s, y sabemos que se van a venir momentos difíciles. Se hizo un convenio para que los empleados puedan cobrar, esa es nuestra prioridad. Con el plantel todo fue sencillo. Va a ser preocupante si esto sigue detenido, pero el plantel siempre va a estar a disposición para lo que esté a nuestro alcance. Lo que queremos es que los empleados estén al día, todos, los del club, los de Bella Vista, los profes, lo nuestro se acomodará más adelante. Hay que destacar la grandeza del plantel, todos estuvieron de acuerdo desde el primer minuto con esta idea.

—¿Creés que si el torneo seguía podían pelear ingresar a la Libertadores?

—Hay que ser realista. Newell’s empezó anteúltimo el torneo y lo que queríamos todos, jugadores, hinchas, dirigentes, era quedarnos en primera. Había nerviosismo, dudas, un entrenador nuevo, compañeros que venían a un club que no conocían, era complicado. Nosotros internamente nos veíamos bien, y nos propusimos entrar a la Sudamericana. Pero hablar de eso cuando el torneo recién arrancaba no era lógico. Y cuando empezó la Copa de la Superliga pensamos que podíamos entrar a la Libertadores, más cuando ganamos el primer partido. Pero lo que logramos es para estar muy conformes. Tuvimos un gran año.

—¿Hablaste con la dirigencia para mantener un equipo competitivo?

—Siempre tratamos de ser competitivos y querer pelear algo. Los primeros que debemos exigirnos somos nosotros mismos, los jugadores. El pensamiento de la dirigencia es ser competitivo, estamos todos de acuerdo. El tema económico va a afectar mucho, va a ser complejo, pero estamos de acuerdo que vamos a ser competitivos.

—¿Creés que las inferiores con Borrelli y Griffa son un buen sustento para lo que viene?

—Es muy importante para un club como Newell’s que todo esté encaminado. El trabajo de Enrique (Borrelli) es muy bueno, está a la vista. Creo que en inferiores se necesitan formadores, para después no perder tiempo en primera explicando cosas básicas, Me pone muy contento lo que pasa en inferiores, estoy seguro que van a ir saliendo chicos, como sucedió siempre en Newell’s, y eso va a ser bueno, porque se va a necesitar vender después de este momento tan complicado.

—¿Cómo llevás la cuarentena?

—Creo que salí tres veces para ir al supermercado y nada más. Entreno en casa, pero es difícil para lo mental, Yo sin una pelota me vuelvo loco. Me gusta dar un pase a un compañero, tirar un caño. Hay que tratar de que esto no te tire abajo, lo hablo mucho con el profe. Hay momentos que estamos bien y otros que no tenemos ganas de entrenar. Pero estoy con ganas. Lo más importante es que estemos sanos y después iremos poniéndonos en forma.

—Con esta renovación estás cerca de superar a Cucurucho Santamaría y el Mono Obberti como goleadores históricos, ¿cómo te ves?

—Es lindo subir en esa tabla, pero como dije siempre, no me siento goleador, no soy el nueve. Me encuentro en una tabla al lado de jugadores tremendos. Obviamente salir al Coloso y hacer un gol en el primer partido, son cosas que me motivan. Tengo ganas de hacer más goles con esta camiseta. A Nacho le saqué un par de goles en esa tabla. Me pongo a ver momentos de cuando jugábamos con Nacho y dentro del campo somos muy honestos y hacemos una buena dupla. Lo que queremos es hacer goles para Newell’s y abrazarnos.

Comentarios