El Hincha, Newell's Old Boys

Pichichi leproso

Maxi Rodríguez sigue agigantando su leyenda y va por la marca de Víctor Ramos

“Es muy lindo estar en la historia del club que uno quiere, es muy especial”, aseguró la Fiera tras alcanzar a Cucurucho Santamaría como segundo máximo artillero del club del Parque. El capitán llegó a los 90 tantos con la camiseta rojinegra y quedó a 14 de Condorito, goleador histórico


Maximiliano Rodríguez forma parte hace mucho tiempo de la historia grande del Club Atlético Newell’s Old Boys. Pero la Fiera, que a mediados de 2012 dejó la comodidad del poderoso Liverpool inglés para venir en ayuda del club de sus amores y apenas dos años después se coronó campeón bajo la conducción del Tata Martino, está decidido a seguir sumando capítulos a su leyenda: con el gol a Godoy Cruz llegó a 90 con la camiseta rojinegra y alcanzó la marca de Santiago “Cucurucho” Santamaría, segundo máximo artillero de la Lepra, quedando a sólo catorce de Víctor Rogelio Ramos, el goleador histórico del club del Parque.

“La verdad es que no llevo los números, pero Pancho Aquilano (utilero) y los demás hacían chistes con eso, aunque la realidad que es una marca increíble. No lo esperaba porque no soy delantero, tengo muchos goles con esta camiseta y es muy lindo estar en la historia del club que uno quiere, es un día muy especial para mí”, expresó Maxi tras el 3-0 en cancha del Tomba en la que fue la tercera victoria al hilo de Newell’s.

Encima, la conquista llegó tras una habilitación de su primo Alexis: “Creo que estoy un poco en deuda con él, aunque me parece que lo salvé”, bromeó la Fiera, quien enseguida agregó: “No sabía si hacer la gambeta larga o dármela a mí. Me voy contento porque creo que sobre todo en el primer tiempo hicimos un buen trabajo, fuimos efectivos y me da la sensación que en el segundo pudimos hacer más goles. Veníamos en deuda con el juego y hoy levantamos“.

En cuanto a su nueva posición en la cancha, más cerca del área, el capitán leproso opinó: “No soy nueve, pero cuando más juego tengo me siento más cómodo. Me sentí bien, creo que el equipo también estuvo correcto con la pelota, propusimos la idea de ir a buscar el partido, en líneas generales estuvimos bien pero no hay que relajarse. El miércoles tenemos que volver a ganar y esa es la mentalidad que tenemos que tener“.

“Somos los primeros que sabemos que estamos en deuda con el juego. Cuando ganas es más fácil corregirlo, logramos una senda linda de triunfos y tenemos que seguir”, sentenció Maxi sobre el presente y futuro de la Lepra.

Comentarios