El Hincha, Newell's Old Boys

Fiera para rato

Maxi Rodríguez: “Me siento bien y di la palabra de cumplir con mi contrato”

A pesar de haber cumplido 21 años de carrera, la Fiera no ve que el retiro sea algo para analizar antes de junio


Maxi Rodríguez cumplió 21 años de carrera el fin de semana pasado, pero no hay dudas que sigue vigente. En el momento que otros referentes del fútbol argentino se retiran, como Javier Mascherano y Fernando Gago, la Fiera aún tiene fútbol para entregar con la casaca leprosa y aseguró que su continuidad está asegurada al menos hasta junio del año que viene.

“A medida que van pasando los partidos nos vamos sintiendo mejor, tenemos que seguir creciendo como equipo. Nosotros tenemos que pensar en nosotros, no queríamos tener esas dos derrotas que tuvimos, es un grupo muy parejo dónde puede pasar cualquier cosa hasta en el último partido”, destacó Maxi sobre la victoria ante Lanús, que trajo tranquilidad al Parque.

Y enseguida dio su punto de vista sobre el retiro de Gago y Mascherano. “Venía hablando con Gago y Mascherano, yo no me pongo a pensar en mi momento, me pongo muy contento por ellos, sobre todo por Fer que nos dejó una enseñanza de vida. Hubiera sido lindo que se pudieran despedir con gente. No es fácil sostenerse 21 años de carrera. En lo personal me siento bien y di la palabra que hasta terminar el contrato me voy a quedar”, confió.

Y agregó: “Fue muy lindo cumplir los 21 años, no es fácil sostenerse. Jugar sin público no es fácil para un jugador, falta la motivación que te da la gente, hay que prepararse distinto para meterse en los partidos. Pero tenemos que acostumbrarnos. No voy a negar que hay nerviosismo en la semana, con todo el tema de los test, todos estamos expuestos al contagio. Debemos convivir con esto y espero que salgamos lo más rápido posible y que el público pueda volver”.

Sobre la mejoría del equipo, provocada en parte por un cambio de esquema propuesto por Kudelka, Maxi dio su punto de vista. “No cambio la idea futbolística, que es salir a ganar siempre. Pero fuimos un equipo más compacto, más corto. Aprovechamos los espacios que nos dejó el rival con los jugadores rápidos que tuvimos por afuera.  El equipo jugó muy bien.  Se hizo un desgaste importante, pero al estar más corto el equipo fue mejor, nos sentimos más cómodo con Nacho, él más de nueve y yo más suelto cerca de él. Tuvimos jugadores rápidos por bandas, el equipo cambió para bien”, destacó.

La Fiera se está adaptando a una posición de enganche que le propone Kudelka, y está conforme con esta nueva función. “El entrenador considera que tengo que jugar por el medio y yo me siento cómodo. Tenemos jugadores de buen pie y cuando perdemos la pelota la idea es que recuperarla rápido para correr menos. Nuestra idea es tener el control de los partidos”, sostuvo.

Maxi había asegurado hace algunos meses, que quería hacer un gol en el retorno al fútbol, y al menos otro con público en la cancha. Una parte ya la cumplió, para la otra falta lo más importante: los hinchas. “Jugar a puertas cerrada no le gusta a ningún futbolista. Se extraña la gente. El hincha quiere ir a la cancha y nosotros los queremos ver. Es un momento difícil, tenemos que cuidarnos entre todos y va a pasar. Si todos nos cuidamos vamos y cumplimos con lo que nos dice la gente que sabe, seguramente saldremos de esta situación, hay que tener paciencia”, destacó.

El mediocampista está muy involucrado en lo que pasa en el club, incluso destacando el orden institucional que hoy se ve en el Parque. Y uno de los puntos que considera mejoraron es volver a hacer fuertes las inferiores. “Me pone muy contento ver a los chicos de inferiores crecer. Newell’s es un semillero y no debe pasar lo de otros tiempos donde venían diez o doce refuerzos. Debemos seguir por esta línea, que los chicos sumen minutos y los grandes apoyen. Los chicos nos dan energía, y en algún momento se van a hacer cargo ellos de lo que armamos nosotros”, comentó.

En algún momento Maxi colgará los botines, y su continuidad en el fútbol –y en Newell’s- al menos en su cabeza pasa por ser una especie de mánager. “Las cosas las pienso a corto plazo, no me gusta planificar tan adelante. No me veo como entrenador, pero sí me gustaría ser el nexo entre dirigentes y jugadores, una especie de mánager. Es algo que en Argentina no hay mucho y creo que es importante, y que sea un jugador el que ocupe ese cargo, porque sabe lo que siente el jugador, conoce el vestuario. Obviamente debo prepararme, no sé si será de inmediato o más adelante, pero me gustaría hacer algo así al retirarme”, señaló.

Con el tanto frente a Lanús, la Fiera llegó a 88 goles con la casaca rojinegra, a sólo uno de alcanzar a Alfredo Obberti en el podio histórico. Aunque Nacho Scocco con 77 amenaza con también llegar a ese lugar de privilegio. “Hacer un gol siempre es lindo, mucho más porque Lanús venía de descontar y enseguida anotamos para no dejarlos reaccionar. Me pone muy feliz. Uno se pone contento por ganar. No hay una competencia con Nacho para ver quién hace más goles. Lo que queremos es que Newell’s gane, no importa si hacemos goles o no. No tengo dudas que Nacho va a estar en el podio de los goleadores históricos, le queda todavía mucho carretel para seguir dándonos alegrías. A mí en lo personal me encantaría que esté entre en los goleadores históricos porque es un goleador de la puta madre. Se lo merece y lo va a conseguir”, indicó.

Comentarios