El Hincha

De regreso, Fiera

Maxi firmó y habló de su retorno: “Con Newell’s nos extrañábamos”

Habló solo con los periodistas. Los colores del club del Parque y sus hinchas ocuparon sus palabras. Pura emotividad


La Fiera cumplirá su tercer ciclo en el Parque, donde se inició futbolísticiamente hace 19 años. Foto: Juan José García

Maxi Rodríguez volvió al Parque. El anuncio oficial había sido el jueves por la tarde, pero faltaba algo más, ver a la Fiera con la rojinegra, escucharlo, saber sus sensaciones. Y eso sucedió este viernes, a las 13, en una sala de conferencia del Coloso colmada de periodistas. La figura que estaba enfrente merecía tal cobertura, mucho más en un Newell’s donde las buenas noticias no abundaron en este 2018.

La puntualidad inglesa en el inicio de la conferencia podría atribuirse a sus tiempos en Liverpool, pero no fue así. El propio Maxi confió que el cosquilleó que sintió al llegar fue casi similar al de su debut con la rojinegra. Y esa ansiedad no demoró a sus palabras.

“Es una alegría enorme volver a mi casa, estoy muy feliz. A empezar esta nueva etapa con los mismos sentimientos de siempre con este Newell’s, que es mi casa”. El inicio de la charla no fue más que una descripción de su semblante, felicidad plena, imposible de ocultar.

“No tengo 20 años, en pocos días vos a cumplir 38 y ya veremos como estoy físicamente. Yo vengo a sumar desde donde me toque. Quiero ayudar y estar acá adentro, quiero ayudar a todos y dar lo mejor de mí”, confesó Maxi, en tono sincero. Maxi sabe que el desafío es grande, pelear el descenso es una posibilidad cierta, y su decisión es hacerlo desde adentro.

Y agregó: “Yo no vengo como salvador, voy a sumar desde donde me toque, ya sea dentro o fuera de la cancha. La vuelta anterior también se dio en un momento complicado por la lucha del descenso, pero salió bien”.

La llegada de Maxi siempre se mantuvo en reserva. Sólo él y el vice Cristian D’Amico sabían de su decisión. Y por eso aclaró una vez más que todo lo que se dijo antes fueron especulaciones. “Me da risa cuando dicen que hablan con allegados míos, porque mis cosas no se las cuento a nadie, a veces ni mi señora lo sabe. Son sentimientos muy fuertes y me dejé llevar. Salió todo a la luz ayer, pero ya estaba todo hablado con Cristian D’amico”, aclaró.

Aunque Héctor Bidoglio no tenga chapa, la llegada de Maxi también estuvo ligada a la designación del nuevo entrenador, alguien de quien la Fiera tuvo muy buenas referencias, entre otros de su tío, Rubén Rodríguez, quien conoce muy bien a Bidoglio de inferiores. “Es importante que esté Héctor Bidoglio, el conoce el club y a los chicos de inferiores. Todavía no pude hablar con él, pero tenemos que respaldarlo”, confió.

Con la llegada de Maxi, que se suma a la de Mauro Formica hace seis meses, el hincha empieza a soñar con otros nombres, como Pablo Pérez, Fernando Belluschi e Ignacio Scocco. Y más allá de alguna broma, al decir que tenía el teléfono sin batería para llamarlos, La Fiera se mostró optimista por la posibilidad de que en el futuro cercano pueda llegar alguno de sus amigos, aunque también le pidió a los hinchas comprensión.

“La posibilidad de que vuelva algún otro jugador está, ojalá suceda. Pero son cosas muy personales de cada uno. Yo tengo relación y hablo mucho con ex jugadores, pero si uno u otro no viene hay que entenderlo, hay muchas cosas en el medio como contratos o familia. Si no se da ahora o en 6 meses a todos hay que seguir respetándolos, queriéndolos y mimarlos de la misma forma”, declaró.

La salida de Maxi Rodríguez el 20 de julio de 2017 tuvo mucho que ver con sus discrepancias con los directivos, en especial con el presidente Eduardo Bermúdez. Y a la hora de hablar del tema, el delantero fue claro: “Con Cristian D’Amico fue con el único dirigente que hablé, no hay nada que arreglar. Como siempre dije, hay que poner al club por delante de todo y tirar todos para el mismo lado para que a Newell’s le vaya bien”, aclaró.

“Para que al club le vaya bien tiene que haber armonía entre dirigentes, técnico y jugadores. Ojalá podamos formar un gran grupo y que los cimientos estén bien firmes para lo que venga”, agregó.

En el cierre, con cierta emoción, Maxi agradeció el cariño interminable de los hinchas leprosos. “En lo personal era una cuenta pendiente retirarme en Newell’s, aunque siempre tuve claro que iba a ser así. Con el hincha hay un cariño mutuo, yo los extrañé y ellos me extrañaron. Es un orgullo y muy emocionante que venga un chico y me abrace y se ponga a llorar, yo siento lo mismo”, confió.

Tomó la camiseta con el 11, su número, el que lo identifica incluso en la vida. Posó para las fotos, con la sonrisa incorporada, genuina, única. Y se fue a firmar ese contrato por un año y medio que sólo es una formalidad. Volvió Maxi, justo el “Día de los inocentes”, pero no es ninguna broma, es una realidad que le permite a Newell’s terminar el año con una sonrisa.

 

 

Maxi vuelve a la Lepra: nunca se olvidó de sus orígenes

 

 

 

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios