Edición Impresa, Policiales

Mató al quiosquero porque no le fió cerveza

Un hombre de 41 años falleció en zona oeste tras recibir una puñalada por parte de un vecino que quería pagar

Un quiosquero de 41 años falleció a última hora de anteayer luego de recibir una puñalada letal por parte de un cliente que se molestó porque no le fiaba cerveza y que fue detenido momentos después del sangriento episodio.

Fuentes policiales indicaron que el hecho ocurrió en zona oeste, en inmediaciones de Gálvez al 4900 adonde está ubicada una vivienda que tiene un quiosco en el frente. Según relataron a la Policía familiares del hombre asesinado, identificado como Alfredo Reunica, la reyerta empezó alrededor de las 23.30 del viernes cuando un vecino que ya había comprado varias cervezas volvió al comercio y pidió fiado.

Como el dueño se negó a darle más bebida, el vecino –conocido en el barrio con el apodo de “el Negro”– comenzó a tirar piedras al quiosquito. Por ese motivo, según dijo a los uniformados la esposa de Reunica, el hombre salió a la puerta y entabló una fuerte discusión con el vecino, a quien persiguió y quien habría sido el autor de la puñalada que le costó la vida en el acto.

El quiosquero quedó malherido y fue trasladado en un auto particular al hospital de emergencias Clemente Álvarez adonde llegó sin vida. Allí se constató que presentaba un corte en el abdomen de aproximadamente 15 centímetros que le provocó la muerte en forma inmediata.

El crimen ocurrió anteayer en jurisdicción de la comisaria 13ª.
El crimen ocurrió anteayer en jurisdicción de la comisaria 13ª.

Su esposa Josefa dijo a los policías que su hijo de 18 años fue quién le avisó que su marido había sido herido por “el Negro” y con ese dato el presunto autor del ataque fue detenido por efectivos de la comisaría 13ª momentos después en inmediaciones de Rivarola y Columbres.

Una fuente de la investigación dejó trascender que ya preso, Julio R., de 33 años, quiso desvincularse del homicidio y sindicó como presunto autor del ataque a un hermano suyo, apodado “Macanaqui”. No obstante, hasta el momento es el único imputado en el caso y continúa detenido a disposición del juzgado de Instrucción en turno, a cargo de Javier Beltramone, mientras que su hermano es buscado por la Policía.

Comentarios