Policiales

Horror en San Nicolás

Mató a su madre, apuñaló a su esposa, quemó la casa y atacó a su hija

La tragedia ocurrió este miércoles alrededor de las 15.30 en una vivienda ubicada en Blas Pascal y Ruiz Moreno, en donde hubo un importante operativo de Bomberos y de personal policial.


El silencio habitual a la hora de la siesta en un tranquilo barrio de clase media de la zona norte de San Nicolás se quebró con los gritos desgarradores de vecinos que pedían auxilio. Luciana Paredes, una agente de Policía nicoleña de 37 años, estaba tendida en el piso bañada en sangre, aún con vida pero gravemente herida y vistiendo su uniforme ya que fue atacada cuando volvía a su casa después de prestar servicio.

El horror fue más allá: mientras llamaban al servicio de emergencia para asistir a la mujer y la vivienda se incendiaba, los vecinos gritaban que adentro de la casa en llamas estaba Guillermo M., de 37 años, junto al cadáver de su madre Mabel Quaglini de 67 años, a la que mató a puñaladas.

De acuerdo a las primeras versiones del fiscal que entiende en la causa, Patricio Mujica Díaz, el hombre había atacado también a su ex esposa y a su hija de 12 años. La menor resultó con heridas leves.

La tragedia ocurrió este miércoles alrededor de las 15.30 en una vivienda ubicada en Blas Pascal y Ruiz Moreno, en donde hubo un importante operativo de Bomberos y de personal Policial.

Luciana vivía con su suegra desde hacía unos meses desde que se había separado. De acuerdo a lo relatado por el fiscal, sobre el ex esposo había varias denuncias radicadas por violencia de género.

Al recibir el llamado de alerta, personal del 911 junto a Bomberos entró a la casa y encontró a Guillermo M. peleando con un vecino que intentaba detenerlo a quien también atacó con un cuchillo. Tras resistirse y amenazar a los policías, el agresor fue esposado trasladado al hospital San Felipe con quemaduras y heridas cortantes.

La madre de Guillermo M. fue hallada en el baño de la vivienda con múltiples puñaladas en tórax y cuello.

El vecino que habría tratado de detener la saga sangrienta del agresor también debió ser internado con una herida en la pierna.
Las primeras medidas tomadas por Mujica Díaz fue ordenar el trabajo de la Policía Científica de la provincia de Buenos Aires, como también que se le practique la autopsia al cuerpo de la madre Guillermo M. –quien está acusado de homicidio y lesiones– para determinar las causas de su muerte.

Según contó a El Ciudadano Rubén Sisterna, jefe de redacción del diario El Norte de San Nicolás, el acusado declarará ante la Justicia en el transcurso de este jueves.

En cuanto al estado de salud de los heridos, según informaron desde el hospital San Felipe, Luciana debió ser operada este miércoles por una herida de arma blanca en el lado izquierdo del tórax y otra en el abdomen. Debido al riesgo de neumotórax, le extrajeron sangre acumulada en los pulmones.

El atacante fue atendido por una herida punzante en el abdomen. La hija de 12 años fue atendida por un corte leve en uno de sus brazos y el vecino que intentó frenar a Guillermo M. sufrió una herida leve en la cadera, por lo que recibió las curaciones pertinentes y fue dado de alta.

 

 

Si te gustó esta nota, compartila