Policiales

Femicidio trans

Mató a puñaladas a su pareja trans en la ciudad de Rincón

Los vecinos de la localidad de San José del Rincón están conmovidos por el femicidio trans de Adriana Stefanía “Cuqui” Holzinger Bonetto, de 49 años, quien fue asesinada a puñaladas este jueves por la madrugada dentro de su casa.


Los vecinos de la localidad de San José del Rincón están conmovidos por el femicidio trans de Adriana Stefanía “Cuqui” Holzinger Bonetto, de 49 años, quien fue asesinada a puñaladas este jueves por la madrugada dentro de su casa. Del atacante se sospecha que tenía una relación sentimental con Cuqui y era buscado por la Policía. El próximo lunes sus compañeros del colectivo LGTBI se juntarán con otras organizaciones en la plaza principal de esa localidad del departamento La Capital para exigir justicia. Y, el jueves, los militantes –acompañados por la Subsecretaría de Diversidad Sexual de la provincia– se reunirán con la fiscal Ana Laura Gioria para ponerse a disposición y brindar la ayuda que necesite para esclarecer el caso. Es el sexto caso de femicidio trans en la provincia en los últimos cuatro años. De todos ellos el único al que se llegó a una condena fue el de Vanesa Zabala, en Reconquista, donde la Justicia aplicó la máxima pena a los cuatro acusados.

Minutos antes de las 4 de este jueves, los vecinos de la cuadra de Inés Álvarez y Juan de Garay de la ciudad de Rincón se despertaron con los gritos de auxilio de una mujer. Se asomaron a la vereda y vieron una silueta de un hombre con casco y en moto que desaparecía de la cuadra. La puerta de la casa de Cuqui estaba abierta de par en par. Sus vecinos llamaron al 911 y cuando los uniformados entraron se encontraron con Adriana desvanecida sobre un charco de sangre. Los médicos del 107 corroboraron que Cuqui ya no tenía signos vitales. El médico policial determinó que la muerte fue provocada por múltiples puñaladas propinadas en distintas partes del cuerpo, describieron voceros judiciales y policiales.

La pesquisa quedó a cargo de la fiscal Ana Laura Gioria, quien ordenó al personal de la Policía de Investigaciones (PDI) la toma de declaraciones.

De los primeros testimonios recolectados surgió que el principal sospechoso es un hombre que tenía una relación con Adriana. Sin embargo, como era un vínculo reciente, la mujer trans no había comentado la identidad con sus allegados. Sólo sabían que no era de Rincón.

La noche del crimen, Adriana se encontró con esta persona en el centro de la ciudad y luego fueron a su vivienda; por lo tanto los investigadores trabajaban en la recolección de imágenes de las diferentes cámaras de seguridad para identificar al autor del femicidio trans.

Cuqui para sus amigos

Cuqui era reservada, trabajaba cuidando ancianos y cuando terminaba se iba a su casa, ubicada en barrio Los Espinillos, para disfrutar de su pequeño perro. El colectivo LGTBI está muy presente en la comunidad de Rincón y Cuqui, a pesar de los horarios de su trabajo, siempre estaba presente para apoyar cualquier actividad vinculada con la diversidad. También se comprometió con los talleres de costura que lleva adelante el colectivo. Así la describió Fabián Ramírez –quien preside la organización Putos Peronistas en esa ciudad y en la capital provincial–. Era su amigo y compañero de militancia y en diálogo con El Ciudadano contó que, como Rincón es un lugar donde se conocen todos, toda la comunidad pide acciones ante un hecho de violencia de género tan brutal.

“Era muy reservada, no recibía visitas, no le gustaba salir, iba de su casa al trabajo. Salía para ayudarnos con las actividades. No podía estar presente en todo por sus horarios de trabajo, pero en lo que podía nos daba una mano. Era muy querida y muy respetuosa. Por eso, este caso ha chocado bastante en esta comunidad, que es muy chica”, agregó Fabián y adelantó que el próximo lunes se reunirán en la plaza junto con otras organizaciones, cuyos integrantes ya se acercaron para brindarles su apoyo. Para marchar para pedir Justicia por Cuqui.

Por la carátula de femicidio trans

El subsecretario provincial de Políticas de Diversidad Sexual de la provincia, Esteban Paulón, contó en diálogo con El Ciudadano que apenas se enteraron del caso de Adriana se pusieron a disposición con un grupo de activistas trans y con las organizaciones del colectivo LGTBI que hay en Rincón. Con la mayoría, la cartera se relaciona por actividades o por el programa Nueva Oportunidad. La subsecretaría organizó para el jueves próximo una reunión con la fiscal Gioria, a cargo de la investigación del caso de Adriana, de la que tomarán parte militantes de las diferentes organizaciones.

“El objetivo de la reunión es ponernos a disposición para lo que se necesite y también para que la fiscal esté en contacto con los compañeros y las compañeras militantes de Adriana”, explicó Paulón.

El funcionario agregó que propondrán que la carátula sea la de “femicidio trans”, dentro de lo que estipula el artículo 80, inciso 4 de la ley de Femicidio 26.761, donde se especifica puntualmente que será pasible de reclusión perpetua quien mate por razones de género, orientación sexual e identidad de género.

Paulón reconoció que en este caso es más fácil ubicarlo dentro de la figura de femicidio, debido a sus características, y también porque el colectivo de mujeres logró concientizar a la sociedad para que el tema esté siempre presente. Sin embargo, el funcionario reconoció que en otros casos donde el femicidio trans no fue cometido por la pareja de la víctima la Justicia se vuelve un poco reticente. “En el caso de Vanesa Zabala, donde sí pudimos llegar a un juicio con una carátula de un crimen de odio y llegar a la máxima condena para los acusados, no se aceptó el femicidio trans, siendo que el crimen se llevó a cabo por su orientación sexual, por las diferencias de poder, por su identidad de género y por su vulnerabilidad social. Este es un camino que tenemos que seguir militando”, explicó Paulón.

Testigos para encontrar al asesino de Pamela

Paulón indicó que tras la condena por Vanesa Zabala quedan cincos investigaciones abiertas por femicidios trans que hubo en la provincia en estos últimos cuatro años. “La causa en la que más se necesita ayuda es la de Pamela Tabarez, ocurrida el 25 de julio pasado en la ciudad de Pérez. Se necesitan testigos. Si alguien vio algo o tiene un algún dato de interés que por favor se acerque a la Fiscalía para aportar esa información para lograr encontrar a los asesinos de Pamela”, solicitó el funcionario.

Pamela fue asesinada de cinco disparos el 25 de julio pasado en calle Chajá, cerca del camping del Sindicato de Camioneros, de la ciudad de Pérez. La investigación quedó a cargo del fiscal Rafael Coria. Lo único que se conoció es que a Pamela le dispararon en ese lugar y que usaron balas calibre .380. Por el caso no hay ningún detenido y buscan testigos.

Si te gustó esta nota, compartila