Ciudad

Dramática muerte siete años atrás

Mató a niño por evitar el granizo: a punto de quedar impune

La Fiscalía apeló la prescripción del caso del abogado que subió marcha atrás a la vereda en 2011 y mató a un nene de tres años. Antes, la defensa había pedido probation; el delito, homicidio culposo


Callao y Güemes. Un abogado que circulaba en auto se subió a la vereda para meter el coche bajo el toldo terminó arrollando al pequeño y le causó la muerte. Archivo: Marcelo Manera.

José Francisco Pais tenía tres años en 2011. En la tarde del 3 de abril se protegía de un temporal, junto a su familia, bajo el toldo de un negocio en Callao y Güemes. Un abogado que circulaba en auto se subió a la vereda para meter el coche bajo el toldo terminó arrollando al pequeño y le causó la muerte. El caso tuvo un derrotero judicial zigzagueante: una lucha encarnizada, desde el punto de vista procesal. En marzo último, el juez correccional Rodolfo Svala sobreseyó al abogado por prescripción (es decir por el transcurso del tiempo). Este viernes se llevó adelante una audiencia de apelación que continuará a fines de este mes. Por un lado, la Fiscalía cuestiona la prescripción y el accionar procesal de la defensa del letrado acusado y por el otro los defensores pretenden dejar vivo un pedido de probation (suspensión de juicio a prueba) para continuar el trámite en caso de que el magistrado Gustavo Salvador revoque el sobreseimiento.

La tarde del domingo 3 de abril de 2011 un fuerte temporal azotó la ciudad. Un matrimonio con sus tres hijos y otro hombre que transitaban por la zona de Callao y Güemes se protegieron de la lluvia, que en ese momento estaba acompañada de una pequeña pedrea, debajo de un toldo de un comercio. Según uno de los testimonios que en su momento se brindó en la causa, un auto Renault Clio venía por Güemes y lo detuvo el semáforo ubicado en la intersección con Callao. El conductor intentó subir el cordón para proteger su auto. Las personas que estaban en el lugar lo miraban sin entender lo que pretendía hacer.

Como no pudo lograrlo hizo marcha atrás, les hizo señas que se corrieran y se metió bajo el techo, contó el testigo, aunque el imputado aseguró que no vio las personas que se estaban refugiando en el lugar. Uno de los hombres se colgó de una reja para evitar que lo embistiera mientras, desesperado, el padre de José le gritaba: “Corré el auto, corré el auto”. Abajo quedó el pequeño, quien fue trasladado al Hospital Provincial, aunque falleció como consecuencia de las lesiones sufridas.

La causa judicial

El caso recayó en el Juzgado Correccional N° 5, en aquel momento a cargo de Marisol Usandizaga, aunque luego fue remitido al Juzgado de Instrucción 4ª, comandado por Juan Carlos Vienna. Se discutía la posibilidad de que el caso encuadrada en un homicidio simple con dolo eventual. Finalmente Vienna procesó a Leandro M. como autor del delito de homicidio culposo.

La Fiscalía presentó acusación y solicitó 3 años y 8 meses de cárcel; el delito se cometió previo a la reforma procesal (implementada recién el 10 de febrero de 2014) y la escala penal por homicidio culposo en ese entonces era de 1 a 5 años. Al notificar a la defensa del plazo, en octubre de 2012, para que hiciera su descargo en el juicio, los abogados Jorge Funes y Aldo Bilbao Benítez presentaron un pedido probation –que en caso de proceder, suspende el juicio bajo determinadas reglas y si se cumplen se cierra el caso– que fue rechazado.

En octubre de 2013 nuevamente se los notificó para su defensa en juicio; el trámite siguió su curso y, al momento de los alegatos, la defensa reiteró un pedido de probation. Una vez más el planteo fue rechazado en todas las instancias. Pero la defensa volvió a la carga, presentó un tercer pedido de suspensión del juicio a prueba que aún está en trámite en forma separada del expediente.

A todo ello, el juez correccional Rodolfo Svala dictó, en marzo de 2018, el sobreseimiento de Leandro M. por el delito de homicidio culposo. El juez interpretó que desde el primer traslado corrido para su defensa, en octubre de 2012, pasaron más de 5 años sin que el caso se resolviera. Pero la Fiscalía cuestionó duramente este punto, al entender que el verdadero traslado para que conteste la acusación se produjo en octubre de 2013, por lo que apeló el fallo a través de la fiscal de Cámaras María Eugenia Iribarren.

Este viernes se llevó adelante una audiencia ante el camarista Gustavo Salvador, quien fijó una nueva fecha con una audiencia multipropósito, doónde además de discutir la prescripción de la acción penal contra el abogado tratará, en caso de que el planteo no se vuelva abstracto, el tercer pedido de probation de la defensa de Leandro M.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios

Te invitamos a comentar y a debatir. Esta es un área abierta al intercambio de ideas. Nos reservamos el derecho de eliminar un comentario si su contenido es fóbico (basado en conceptos de raza, orientación sexual, nacionalidad, religión, género, etc.), o se entiende como una amenaza o un ataque personal hacia otro comentarista o hacia alguna otra persona vinculada. Cualquier mensaje que consideremos que no contribuye a la discusión abierta, respetuosa o participativa será eliminado.