Edición Impresa, Policiales

Pelea familiar a los tiros

Mató a ex suegro: 13 años de cárcel

Descartan legítima defensa: el homicida había sido baleado por la víctima.


DANIEL, ACOSTA, JUEZ, CORRECCIONAL,

La Cámara Penal confirmó una condena a 13 años de prisión a un hombre que mató a otro tras un incidente familiar. El asesinato se produjo el primer día de 2014 en la vecina localidad de Capitán Bermúdez. Tras una discusión la víctima, identificada como Carlos Alberto Balbuena, baleó a Javier Monzón, un albañil que, tras el ataque tomó un arma,  se asomó por una ventana donde funcionaba un quiosco y efectuó tres disparos contra Balbuena, quien había sido su suegro: dos de ellos fueron fatales. En marzo del año pasado el Juzgado de Sentencia 8ª, a cargo de Marisol Usandizaga, lo condenó por el crimen. Ahora, la Cámara Penal, integrada por Daniel Acosta, Alfredo Ivaldi Artacho y Carina Lurati, confirmó el decisorio por lo que Javi, como le dicen al condenado, deberá purgar la sanción impuesta.

Javier Ismael Monzón tiene 41 años y el 1º de enero de 2014 protagonizó un hecho sangriento en Capitán Bermúdez que lo llevó a la cárcel.  Habían pasado las 21 cuando el frente de la casa de Carlos Alberto Balbuena fue escenario de una pelea entre la víctima y su yerno, en la que intervino el acusado. Según uno de los testimonios del caso, Monzón le cuidaba la casa a un tal Juanse, un transero del barrio. Este muchacho se acercó a la casa de Balbuena durante la pelea y, tras involucrarse, baleó mortalmente a la víctima.

Al arribo policial, familiares de la víctima solicitaron a los uniformados el traslado al hospital Eva Perón y unos 20 minutos después del arribo el hombre falleció como consecuencia de las heridas. En el lugar, el hijo de la víctima reconoció al tirador, que se encontraba herido, al que conoce como Gaby.

Según Monzón, los padres de su novia se pelearon –la mujer es hija de Balbuena y está separada de su esposo y vive en la casa de su padre, lindera con la de su ex pareja– e intentó separarlos. Entonces apreció Vizcacha Balbuena con una carabina y le efectuó dos disparos. Según la mujer, su ex pareja la molestaba todo el tiempo y ese día pelearon cuando ella volvía a la casa de su padre. En esa circunstancia salieron los hijos y el yerno de su ex. Entonces la víctima les dijo que no se metieran. Lejos de ello, Monzón recibió un arma de su novia y abrió fuego contra Balbuena por una ventana de la casa donde funcionaba un quiosco.

La jueza de Sentencia 8ª condenó a Javier Monzón a 13 años de prisión por homicidio agravado por el uso de arma de fuego y portación de arma de guerra y la Cámara Penal confirmó la sentencia. El vocal Acosta sostuvo que es probable que la víctima haya baleado a Monzón –hay una declaración que  habla de disparos anteriores– aunque ello no desvanece su acción posterior: hay testigos que lo observaron balear a la víctima. Sostuvo que los hechos ocurrieron en dos secuencias diferentes y no en forma concomitante como sostuvo el imputado, lo que fue probado, por lo que descartó la legítima defensa o un exceso de ella. El camarista refirió que se trató de un obrar doloso correctamente juzgado en primera instancia, y postuló la confirmación de la condena, lo que fue apoyado por el vocal Ivaldi Artacho y, por dos votos a favor y una abstención, la decisión fue respaldada.

Comentarios