Policiales, Últimas

Muerte en la cárcel modelo

Mataron a puntazos en un pabellón evangelista a un interno en la prisión de Coronda

El preso fue ultimado por al menos otros tres reclusos. Tenía 22 años y había sido condenado a 25 años por matar a puñaladas a una víctima de robo en su casa


Un interno de la Unidad Penitenciaria de Coronda fue asesinado la noche del miércoles en un pabellón evangelista donde estaba alojado cumpliendo condena por un homicidio en ocasión de robo. El joven de 22 años fue ultimado de varios puntazos y hay otros tres reclusos sospechados de participar en el crimen.

Lucas Ezequiel Amarillo estaba preso por el crimen de Héctor Mario Jesús Bongiovani. La víctima fue asesinada en su casa de la localidad de Rafaela en junio del 2020, durante un hecho de robo que cometió con otros dos menores de edad.

En diciembre pasado Amarillo reconoció su participación en el hecho y fue condenado, mediante un acuerdo abreviado, a 25 años de prisión, por el delito de homicidio en ocasión de robo agravado por la participación de menores de edad.

El crimen de Bongiovani ocurrió a mediados del 2020 cuando tres ladrones entraron a su casa ubicada en Marini al 500 tras violentar una reja. La víctima los sorprendió y fue apuñalado por Amarillo en varias oportunidades y le sacó la billetera, contó una fuente fiscal.

Amarillo cumplía condena en el pabellón 7 de la cárcel de Coronda y cerca de las 22.30 del miércoles fue apuñalado en varias oportunidades, lo que fue captado por las cámaras de seguridad del penal. Por el hecho tres internos quedaron en la mira del fiscal Marcelo Nessier que investiga el hecho.

Comentarios