Policiales, Últimas

Homicidio agravado

Matan de un tiro en la cabeza a un joven de nacionalidad colombiana en Frontera

El hecho ocurrió la madrugada del domingo en el interior de una vivienda. El ataque fue anoticiado al 911. La víctima fue trasladada al hospital aunque falleció a poco de ingresar


Un joven estudiante de nacionalidad colombiana fue asesinado en una vivienda en la localidad santafesina de Fontera. El hecho ocurrió la madrugada del domingo cuando la víctima, que estaba con otras dos personas, recibió un tiro en la cabeza. Según fuentes de la investigación, el agresor estaría identificado aunque no trascendieron mayores detalles.

Se trata de Ramiro Andrés Arsayuz Zuleta de 28 años. Era estudiante de la Facultad Regional Tecnológica de San Francisco, Córdoba. En 2018 había quedado involucrado en una balacera en la localidad de Josefina y, según voceros del caso, se le secuestró un arma de fuego de grueso calibre. Fue condenado a una pena condicional aunque la Cámara Penal aumentó la sanción a tres años y medio de cárcel por el hecho. La sentencia no estaba firme ya que la defensa de Arsayuz Zuleta llegó a hasta la Corte Suprema de Justicia con un planteo recursivo, reconstruyó la Agencia Télam.

La madrugada de este domingo el joven recibió un disparo en la cabeza en calle 100 al 600 en la localidad de Frontera cercana al límite con la provincia de Córdoba. Un llamado al 911 alertó sobre el hecho y hasta el lugar llegó personal del Comando Radioeléctrico.

Los uniformados constataron que la víctima aún contaba con signos vitales y fue trasladada al hospital donde se determinó que recibió un disparo en la cabeza sin orificio de salida y falleció a poco de ingresar. En la casa había otras dos personas. Una joven que resultó ser la pareja de la víctima y un hombre que al ser requisado se constató que tenía en su ropa interior una bolsa con al menos 130 envoltorios con lo que se presume eran dosis de cocaína, contó una fuente del caso.

La investigación por el crimen quedó en manos de la fiscal Ángela Capitanio que dispuso la intervención de personal de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) que realizó distintas medidas probatorias entre ellas: entrevistas a distintas personas, relevamientos de cámaras de seguridad, análisis de información y diversos trabajos de campo que culminaron con un allanamiento en conjunto del que participó AIC y la Brigada de Investigaciones de la ciudad de San Francisco perteneciente a la Policía de la provincia de Córdoba, contó una fuente policial.

Se requisó un domicilio de calle General Paz al 200  donde se secuestraron 4 teléfonos celulares que serán sometidos a pericias tecnológicas.

Comentarios