Edición Impresa, Policiales

Matan a un hombre en la fiesta de cumpleaños de su hermana

Por Ana Laura Piccolo.- Los homicidas fueron al lugar del festejo buscando pelea. Dos fueron detenidos, y vecinos de la zona incendiaron sus viviendas.


El homicidio del presidente de un club de fútbol de Villa Gobernador Gálvez y la brutal agresión a dos de sus hermanos desencadenó una pueblada en la vecina localidad cuando cerca de medio centenar de personas incendiaron las viviendas de los presuntos autores, dos de los cuales fueron detenidos en una de ellas y un tercero continúa prófugo. El ataque tuvo lugar en la madrugada de ayer en cercanías de la canchita de fútbol de Coronel Aguirre, en el mismo radio donde se encuentran las viviendas incineradas, que al cierre de esta edición continuaban con custodia policial.

El ataque se desencadenó en la esquina de un domicilio donde la familia García, compuesta por 11 hermanos, celebraba el cumpleaños 32 de una de las integrantes. Cerca de las 4, un trío armado de la zona que al parecer ya había tenido problemas con los García “bardeó y corrió a uno de los hermanos”, según contó un vecino.

“Primero lo bardearon a Bebo y lo empezaron a correr; habrá corrido media cuadra y lo alcanzaron”, contó un muchacho en relación con la suerte de Nelson García, de 29 años, que falleció por dos plomos en la cabeza y varios cortes de arma blanca. En el ataque también resultaron heridos sus dos hermanos mayores, Claudio, de 35, con dos tiros en el abdomen y Daniel, de 40, con un puntazo en la espalda y un tiro en la mano. Ambos se encuentran internados.

Según vecinos de la zona, los agresores pertenecen a una banda que comete robos de toda índole y a la que denominaron “los guasos”. Un joven relató que ellos mismos se hacen llamar “los pistoleros” y que actúan con impunidad porque uno es “patovica de una autoridad de la municipalidad de Villa (Gobernador Gálvez)”.

El trío agresor intentó robarle a los hermanos, aunque agregó que ya habían tenido diferencias. Dos de ellos fueron detenidos en uno de los domicilios quemados por vecinos, en Pasaje 6 al 1900. Se trata de José y Sergio R., apodados Pepo y Quemado, de 27 y 29 años. En tanto, el tercer imputado fue identificado como Roberto T., de 25, y continúa prófugo.

“A Bebo lo quería todo el barrio. Era el presidente de Defensores de Gálvez, un club que rescató del abandono y lo sacó adelante. Había quedado en medio de una villa, lo habían saqueado y él se encargó de levantarlo. Sacaba a los chicos de la calle, o iba casa por casa a buscarlos para que jueguen al fútbol y también organizaba viajes. Se confundieron de gente”, comentó un vecino. Otro amigo de la víctima recordó que Bebo era oficial yesero y que estaba terminando su casa en la que vivía con su hija de seis años y su esposa.

En tanto, cerca de las 7 de ayer, mientras bomberos apagaban las llamas de una vivienda de Pasaje 6 1964 y el lugar se llenaba de policías, una comisión de la brigada de Investigaciones llegó con una orden de allanamiento.

Los uniformados debían haber ido un día antes a ese lugar en busca de armas, pero lo hicieron 24 horas después porque surgió otro trabajo en el camino. “Lamentamos no haber podido hacerlo un día antes, porque si sacábamos las armas quizás evitábamos el crimen”, dijo un vocero.

En el lugar, fueron detenidos los hermanos imputados y se secuestró una pistola Bersa calibre 22. El hecho recayó en el Juzgado de Instrucción 5ª, a cargo de María Luisa Pérez Vara.

Comentarios