Economía, Política

Cambios en el Gabinete

Massa anunció recortes de subsidios, créditos y anticipos para reservas, y bono para jubilados

Dijo que habrá un nuevo aumento de tarifas de electricidad y gas para los usuarios con consumo subsidiado que usen más de una serie de topes que instrumentará el Gobierno


Sergio Massa prestó este miércoles juramento por “Dios, la Patria y los Santos Evangelios” antes el presidente Alberto Fernández y se convirtió en el nuevo ministro de Economía del gobierno del Frente de Todos. Y poco después, tal como lo había anticipado, dio a conocer el primer paquete de medidas de su Ministerio, reforzado con la unificación de las carteras de Producción y Agricultura, Ganadería y Pesca, que ahora son secretarías bajo su mando. Pese a ello, el flamante funcionario negó ser “superministro”, como también “bala de plata” o hacer “pases de magia” para resolver la compleja madeja que asumió como tarea. Pero la silla única sobre el escritorio del microcine del Palacio de Hacienda que concentró todas las cámaras graficó en escena la concentración de poder con la que anunció el primer paquete de medidas, que agrupó en series de cuatro pero con un único eje absoluto: “orden”. Comienza así, en el último tramo de la gestión que arrancó en 2019, el desarrollo de un programa económico “previsible” fuera de la coyuntura de pandemia y guerra, que todavía no ha terminado.

En una conferencia de prensa en la que sus colaboradores inmediatos se sentaron en primera fila, Massa se centró en una convocatoria amplia y general antes de definir medidas sectoriales. “La Argentina tiene la oportunidad de transformarse en un gran jugador mundial”, definió, para destacar la abundancia en recursos energéticos, minerales, proteínas y conocimiento, factores que “definen la riqueza de los países”. Pero distinguió que a esos recursos “hay que transformarlos” para convertirlos en riquezas, y en ese eje productivista comenzó a enumerar las medidas.

Acto seguido, apuntó que para combatir el “flagelo” de la inflación, “la mayor fábrica de pobreza”, su gestión al frente de la cartera se va a regir por “principios y motores”. Y allí trazó: “Entre los principios, orden fiscal, superávit comercial, fortalecimiento de reservas y desarrollo con inclusión; y, entre los motores: inversión, producción, exportaciones y defensa del mercado interno”.

La primera serie apuntó hacia el ahorro: Massa anticipó que “no se utilizará el saldo de adelantos del Tesoro en lo que resta del año”, y no sólo eso sino que “el lunes se hará un reintegro de $10 mil millones al Banco Central”. También recordó que “rige el congelamiento de la planta del Estado”, y también “cada jurisdicción será responsable por las empresas descentralizadas que también estarán alcanzadas por la limitación”.

En un esquema de premios y castigos el ministro adelantó que el gobierno nacional lanzará un programa de crédito a tasas promocionales y un esquema de garantías para primeros exportadores para “vender más trabajo argentino al mundo”.

Este mecanismo estará acompañado de un sistema de trazabilidad para el comercio exterior ya que, aseguró, “la idea es tener mayor control y transparencia en el uso de divisas para importaciones”, de modo que haya trazabilidad de la solicitud y la entrega de las divisas, con prioridad para importación de recursos destinados a los sectores de salud y sectores de la producción.

En contrapartida, apuntó que “se va a denunciar ante la Justicia” a aquellas empresas que mediante triangulación de importaciones se apropiaron de divisas. “Vamos a defender cada dólar de cada argentino”, marcó y habló de 13 mil operaciones de 722 empresas sobre las ya su equipo puso la lupa y que hora tendrán 60 días para aclarar o rectificar las declaraciones, entendiendo –ironizó– que cometieron un error. Pasado ese plazo, además de la denuncia local, las operaciones serán informadas ante las estructuras antilavado de Estados Unidos. “Queremos un control y transparencia sobre el uso de las divisas, desde la autorización y hasta la liberación de las divisas, habrá plazo fecha y autorización, con prioridad para las cadenas productivas y de salud”, remarcó Massa.

En cuanto a las reservas, el flamante ministro aseguró que ya acordó “un esquema de adelanto de divisas por exportaciones con las cadenas de la pesca, el agro, la minería y otros sectores” y que en los próximos días “ingresarán 5.000 millones de dólares”. También reveló que mantuvo hoy una primera reunión de trabajo con el Fondo Monetario Internacional “para continuar con los desembolsos previstos”.

“Además hemos acordado con el desembolso de 1.200 millones de dólares con organismos internacionales por programas vigentes; un nuevo programa por 750 millones de doláres con la CAF (Corporación Andina de Fomento); y estamos evaluando cuatro ofertas de Repo para fortalecimiento de reservas y recompra de deuda soberana con tres instituciones”.

Las claves de los anuncios son el fortalecimiento del poder de control del Banco Central para que, por su vía propia y por acuerdos sectoriales, se cierren todos los caminos a la corrida cambiaria.

La otra pata fiscal es la reducción del gasto en energía: además de la segmentación de tarifas, en la que anunció que 4 millones de usuarios no avanzaron en el trámite para conservar los subsidios al consumo de gas y electricidad, apuntó que los 9 millones de hogares que sí lo hicieron tendrán un límite en la cantidad de consumo subsidiado.

También anunció el lanzamiento de un canje voluntario de la deuda pública en pesos que vence en los próximos tres meses, que finalizará el martes próximo y al que “el 60%” de los acreedores ya se sumó. Fuentes del mercado indicaron que quienes ya aceptaron ese canje son básicamente organismos públicos, como la Ansés y bancos estatales.

Con el frente fiscal cubierto de ese modo, Massa apuntó a la demanda social: allí apuntó que el próximo miércoles se difundirá la movilidad de haberes para jubilados y pensionados y anunció un bono extra para recomponer la pérdida por inflación.

Además convocó para el jueves próximo a los sindicatos y las cámaras empresarias para implementar un bono para trabajadores privados y el aumento de las asignaciones familiares.

También comprometió que el gobierno hará un reordenamiento de los planes sociales y especificó que se habilita un mecanismo por el cual, “aquel que tiene un plan ingresa a una empresa y mantiene durante un año el plan como base” mientras que el empleador “paga la diferencia del salario de convenio más la ART y la obra social”.

Tras un año de trabajo registrado, el trabajador “opta por el trabajo o plan”, entendiendo que el beneficio del trabajo registrado con obra social y jubilación, será “ese puente” para quienes, estando en un programa, “se sientan cobijados para mantener el trabajo”.

Según el ministro, se trata de las primeras medidas, pero “no las últimas”, ni siquiera de esta semana, ya que en los próximos días van “a seguir con más decisiones, entendiendo que hay varios frentes para resolver para transitar un camino de solución, que no es mágico ni de un día”. Y anticipó que entre las próximas hará dos convocatorias: una al Congreso, para tratar leyes clave para el desarrollo, como prometió cuando la Cámara de Diputados trató su renuncia como presidente para dar el salto al Palacio de Hacienda, y la otra a la mesa de enlace agropecuaria, un puente complejo, ya que las entidades patronales vienen exhibiendo un plan económico propio en sus reclamos que básicamente es que el mercado rija todo.

 

Los mandamientos de Massa

Reservas
  • “Habrá un adelanto de exportaciones, con las cadenas de valor de la pesca, del agro, de la minería y otros, que ingresarán en los próximos 60 días por un total de 5.000 millones de dólares, que pasarán a engrosar las reservas del BCRA”.
  • “Haremos un desembolso por 1.200 millones de dólares con organismos internacionales por programas vigentes. Nuevo programa con la CAF con un desembolso por 750 millones de dólares adicionales”.
  • “Hay cuatro ofertas para el fortalecimiento de reservas y recompra de deuda soberana. Tres de instituciones financieras internacionales y un fondo soberano”.
  • “Tuvimos hoy (este miércoles) una primera reunión de trabajo con el FMI para continuar con los desembolsos previstos”.

 

Desarrollo
  • “Sobre las jubilaciones, el 10 de agosto vamos a anunciar el índice de movilidad jubilatoria con un refuerzo que ayude a los jubilados a superar el daño que les produce la inflación”.
  • “Vamos a convocar el jueves de la semana que viene a entidades empresarias y de trabajadores a los efectos de asegurar un mecanismo que permita recuperar ingresos en trabajadores del sector privado, que incluye la mejora de las asignaciones familiares”.
  • “Sobre los planes sociales encararemos una política de reordenamiento de los planes sociales durante los próximos 12 meses, poniendo foco en tres ejes. Vuelta al mercado de trabajo, fortalecimiento de cooperativas y protección en caso de situaciones de vulnerabilidad.
  • El 15 de agosto empieza una auditoría que realizarán las universidades. Quién no la cumpla, recibirá la suspensión del plan. En paralelo, la liquidación se cruzará con las bases de datos de la Ansés. Nuestra idea de país es que el plan sea la emergencia, y el trabajo lo permanente”.
  • “Iniciamos una unificación de los programas de crédito en una sola línea, que se llama «Crédito Argentino» y que va a unificar todas las políticas de promoción del crédito para los sectores productivos, pymes y comercio, en un programa por un total de 400.000 millones de pesos porque estamos convencidos que hay que sostener el trabajo y el crecimiento argentino”.
Generales
  • “Vamos a licitar el segundo tramo del gasoducto Nestor Kirchner”.
  • “Ponemos en marcha un programa para formar en los próximos 12 meses a 70 mil nuevos programadores”.
  • “Lanzaremos un canje voluntario para los vencimientos en pesos de los próximos 90 días, que finalizará el martes, para el cual ya tenemos compromisos de adhesión de más del 60%”.
  • “Habrá dos convocatorias, una al Congreso, para pedir el rápido tratamiento de las leyes que benefician en términos impositivos a la Construcción, a la Bio/Nanotecnología, a la agroindustria y a la industria automotriz. Porque son grandes generadores de empleo y crecimiento. Y otra a la Mesa de Enlace, para sentarnos a trabajar juntos para el desarrollo de ese sector tan potente que integran los productores argentinos”.
  • “La premisa son cuatro motores: inversión, producción, exportaciones, y mercado interno”.

Comentarios