Ciudad, Edición Impresa, Últimas

Más trabas en la causa por abusos en Hogar del Huérfano

Por Carina Ortiz.- La Cámara de Apelaciones en lo Penal debe establecer ahora a cargo de qué juez queda la investigación.

Una nueva traba surgió en la causa donde se investiga el abuso de un menor en el hogar de huérfano. Es que en el año 2010 se efectuó una denuncia por parte dela Defensoríadel Pueblo donde una joven que vivió en la institución apuntó a uno de los hoy detenidos como el autor de un abuso en su contra. Esta presentación recayó en manos del Juzgado de Instrucción 2ª, a cargo de Alejandra Rodenas, quien luego de una investigación dispuso el cese de la instrucción aunque después –y a pedido dela Defensoría– continuó el trámite y la joven denunciante amplió su testimonio. Eso derivó en un pedido fiscal para que se le tomara declaración al sospechoso; ante ello el juez Juan Andrés Donnola, a cargo de la investigación del abuso de un niño, giró las actuaciones a su par al entender que se trataba de hechos similares, supuestamente  cometidos en el mismo espacio físico y aparentemente por un mismo sospechoso,  aunque el expediente fue inmediatamente devuelto a Donnola con el argumento de que la causa de 2010 había sido archivada a  mediados de noviembre. Ahora será el turno dela Cámara Penal, la que deberá dirimir quién seguirá frente a la investigación.

La denuncia que tramita en el Juzgado de Instrucción 7ª fue presentada a mediados de este año porla Subsecretaríadela Niñez, Adolescencia y Familia mediante la cual se solicitó la investigación de un posible caso de abuso sexual contra un niño de 9 años que había sido alojado en el Hogar de Huérfano durante dos años. La versión del niño aportó pistas concretas sobre los apodos y descripciones de las personas que podrían estar involucradas y ese elemento, junto a otras pruebas colectadas en la causa, determinó la detención de tres hombres que desarrollaban tareas en el lugar. Oscar G., alias Osky, de 41 años, Osvaldo R. apodado Ova, de 40, y Carlos S., de 61. Todos fueron indagados por el delito de abuso sexual con acceso carnal doblemente agravado por la edad del menor y por la condición de cuidador de los adultos, y dos de ellos actualmente permanecen detenidos.

Mientras esta causa seguía su trámite, en los registros de Tribunales surgió la existencia de una causa anterior donde Oscar G. fue apuntado por una joven como el autor de un abuso. Esta denuncia había sido presentada en mayo de 2010 porla Defensoríadel Pueblo y en su momento la víctima expuso que sufrió un abuso por parte de un celador cuando tenía 18 años y que luego de ese suceso comenzó a tener dificultades hasta que la echaron del hogar en el año 2010, aunque sostuvo que el acusado siguió trabajando hasta que la denuncia se hizo pública y aportó datos sobre otros supuestos ataques sexuales.

La investigación recayó en el juzgado de Rodenas y continuó hasta que en marzo de 2011 la magistrada dispuso el cese de la instrucción porque entendió que no había elementos para determinar la comisión de un delito. Ante ello,la Defensoríasolicitó la ampliación de la declaración de la víctima que se produjo en junio de 2011, donde la fiscal de la causa solicitó una declaración informativa o indagatoria para el acusado, refirió una fuente del caso.

Por su parte, el juez Donnola al tomar conocimiento de la existencia de otra causa con hechos similares, aparentemente sucedidos en el mismo lugar y con el mismo sindicado, envió la causa a su colega que al día siguiente la devolvió informando que la causa del año 2010 se encuentra archivada. Ahora será el turno dela Cámara Penal, que deberá dirimir este conflicto de competencia.

Comentarios