Mundo

Por incitar a la violencia y amenazas

Más redes sociales se sumaron a los bloqueos de los mensajes de denuncia de fraude de Trump

Las redes sociales busca evitar los comentarios de Donald Trump y los mensajes violentos de sus seguidores. Tik Tpk, Amazon y Parler, la red social más usada por los grupos extremistas de Estados Unidos, acompañan a Twitter, Google y Facebook para bloquear los posteos referidos al "fraude electoral"


Las redes sociales de Tik Tok y hasta Parler, la más usada por grupos extremistas en Estados Unidos, y la plataforma Amazon se sumaron este domingo a los esfuerzos de Google, Apple, Twitter y Facebook para bloquear a las denuncias de fraude electoral del presidente saliente Donald Trump y las amenazas y mensajes violentos de sus simpatizantes, tras el ataque al Capitolio de esta semana.

El presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, no tiene cuenta de Tik Tok, la red social utilizada para compartir videos cortos; sin embargo, esa empresa, que estuvo en el centro de su pulseada con China hace unos meses, removió en las últimas horas todas las grabaciones del mandatario en las que denuncia un fraude electoral.

Tik Tok, una empresa china, también decidió bloquear los videos que contengan los hashtags (#) más utilizados por los simpatizantes de Trump que participaron del asalto contra el Capitolio este miércoles o que lo apoyaron: #stormthecapito (tomar el capitolio) y #patriotparty (partido patriota).

La empresa explicó a la prensa que las denuncias de Trump sobre un fraude electoral, que las cortes de los Estados cuestionados y las federales han rechazado, violan sus reglas de desinformación, según reprodujo el canal de noticias RT.

Tik Tok aclaró que sí permitirá un “contra discurso” que cuestione los reclamos y las denuncias de Trump en su plataforma.

En paralelo, Amazon se sumó este domingo a Google y Apple en sus esfuerzos por aislar a Parler, la red social que suelen utilizar los grupos ultranacionalistas, supremacistas y violentos de Estados Unidos, muchos de los que apoyan a Trump y difunden sus teorías y denuncias.

Amazon anunció que a partir de este lunes a primera hora de la mañana dejará de albergar en sus servidores a Parler y ya no se podrá acceder desde su plataforma.

“Teniendo en cuenta los desafortunados acontecimientos ocurridos esta semana en Washington, hay un riesgo real de que este tipo de contenidos incite más a la violencia”, argumentó la empresa en un comunicado, reproducido por el canal BuzzFeed.

En los últimos días, otras dos gigantes, Google y Apple, removieron a Parler de Google Play y Apple Store, donde las personas pueden encontrar y bajarse las aplicaciones para sus celulares y otros aparatos como las tabletas.

La presión pública y de estas empresas privadas creció tanto en las últimas horas que hasta Parler censuró uno de los mensajes violentos de los simpatizantes de Trump que apoyaron o protagonizaron el ataque al Capitolio, que sacudió como hacía décadas no pasaba, a la democracia estadounidense.

Un abogado pro Trump Lin Wood, quien se pasó a la red social Parler luego que Twitter suspendiera este jueves su cuenta por sus comentarios violentos, llamó este domingo a matar al vicepresidente Mike Pence, quien este miércoles se negó públicamente a revertir el resultado electoral en la sesión del Congreso, como pedía Trump.

“Preparen a los escuadrones de fusilamiento. Pence va PRIMERO”, escribió el abogado y, por primera vez, Parler le censuró el mensaje.

Este es la última decisión de este tipo que se conoce tras cuatro días de medidas inéditas por parte de las principales redes sociales y plataformas de aplicaciones del mundo occidental.

Sin dudas, la decisión que más parece haber afectado a la comunicación diaria del mandatario saliente de Estados Unidos fue la de Twitter.

En esta red social, el megáfono favorito del republicano con cerca de 89 millones de seguidores, su cuenta fue suspendida “permanentemente” tras un bloqueo de 12 horas este miércoles por sus mensajes durante el ataque al Congreso en Washington DC que dejó cinco muertos.

En su comunicado, Twitter lanzó una importante advertencia: “Hay planes de futuras protestas que ya comenzaron a proliferar dentro y fuera de Twitter, incluida una propuesta para un segundo ataque contra el Capitolio de Estados Unidos y contra edificios de las legislaturas estatales el (domingo) 17 de enero”, apenas tres días antes de la asunción del presidente electo, el opositor Joe Biden.

Comentarios