Ciudad

Le atribuyen 139 falsas denuncias

Más que pícaro con el 911: cayó el Día de Todos los Santos

Tiene 29 años y se dedicaba a denunciar falsos hechos delictivos. Lo hacía en forma anónima a través del 911 pero en muchas ocasiones desde su teléfono. Enviaba la Policía a su casa o la de sus vecinos. Pasará un mes detenido mientras continúa la investigación


Así quedó la patrulla que concurrió a la falsa denuncia y chocó en Lavalle y Presidente Perón.

“Soy empleado (policial), quisieron ingresar recién a mi domicilio cuatro masculinos. Tiré cuatro tiros y le pegué a uno, lo dejé tirado arriba del techo”, dice la voz de un hombre que se comunicó con el 911. La llamada ingresó el 9 de agosto de 2016 y desde la Policía enviaron unidades móviles y asistencia médica. Uno de los patrulleros no llegó a destino: se estrelló contra un árbol y sus ocupantes fueron hospitalizados. Al arribar a donde supuestamente se estaba cometiendo la entradera el resto de los policías afectados a la urgencia no encontraron nada.

La Fiscalía abrió una investigación por una denuncia que radicó el Ministerio de Seguridad provincial por este hecho. Pero, al profundizar la pesquisa, determinaron que hubo 139 denuncias más al 911, todas hechas por el sospechoso o personas a quienes engañaba por las redes sociales. El último viernes, un día después de ser detenido, un hombre de 29 años fue imputado por falsa denuncia ante el juez Juan Andrés Donnola, que lo dejó preso por 30 días.

Para la Fiscalía, Alan Leonel L. llamó en 139 oportunidades al 911 o hizo llamar a otros a quienes engañó, denunciando hechos delictivos de distinta gravedad que nunca existieron.

Llamado y siniestro

El hecho más grave se produjo 9 de agosto de 2016. Eran cerca de las 17.15 cuando ingresó un llamado al 911. El interlocutor se presentó como empleado policial, aseguró que cuatro personas habían intentado entrar a su casa y les disparó. Dijo que logró herir a uno, que quedó tendido en el techo de la casa y pidió apoyo.

La central activó de inmediatao un operativo y envió móviles al lugar. También asistencia médica, pero en el camino uno de los patrulleros se estampó contra un árbol en Lavalle y Presidente Perón. Uno de los uniformados terminó con una doble fractura en el fémur; también sufrió, al igual que su compañero, un traumatismo de tórax y cráneo con pérdida de conocimiento, explicó una fuente fiscal.

El resto de los móviles llegó al lugar denunciado pero no había entradera alguna. Entonces desde el 911 llamaron al número del que había salido la comunicación. El interlocutor dijo que no había sido el autor del llamado y que no era policía. Explicó que su papá fue empleado policial, pero ya estaba retirado.

Por este hecho puntual Alan Leonel L. fue imputado en su momento. La investigación de este hecho está avanzada y a un paso del juicio oral y público. También el joven tiene una causa abierta por un siniestro vial.

La punta del iceberg

Pero la investigación continuó. Los fiscales César Cabrera, de la Unidad Fiscal de Flagrancia y Turno, y Nicolás Foppiani, de Investigación y Juicio, concentraron un enorme cúmulo de llamadas de este tipo.

La pesquisa determinó que un hombre realizaba denuncias falsas no sólo al 911 sino también por redes sociales y de mensajería, especialmente cadenas de Whatsapp, en las que instaba a otras personas a que lo ayudaran llamando a la Policía porque era víctima de un hecho delictivo. También usaba perfiles falsos de Facebook con el mismo propósito, explicaron los fiscales.

En los llamados denunciaba entraderas, baleados, secuestros, todos delitos graves que generaban un importante dispendio de recursos y, a pesar de contar con una investigación abierta en este sentido, continuó haciendo llamados por más de dos años. Estiman que realiza este tipo de comunicaciones desde 2015, dijeron los fiscales.

“Hostigamiento”

La investigación reunió a través de un informe de la Policía de Investigaciones unas 150 llamadas de este tipo, efectuaron peritajes de voz, entrecruzamiento de llamadas y determinaron la existencia de perfiles falsos que la fiscalía afirma usaba el sospechoso. Incluso explicaron que en muchas ocasiones daba su propia dirección adonde asistía la Policía. Entonces su padre, sin saber lo que pasaba, presentó una denuncia contra la Policía por hostigamiento.

También, dice la fiscalía, daba direcciones cercanas a su domicilio o mandaba los móviles a las casas de los vecinos. Con esta evidencia no fue difícil identificar al sospechoso. El pasado jueves 1º, el Día de Todos los Santos, el muchacho fue detenido durante un allanamiento en pasaje Morse al 2000 y un día después fue imputado por 139 hechos de falsa denuncia.

El juez Juan Andrés Donnola dictó la prisión preventiva en su contra por el plazo de 30 días. El imputado, que lloró durante la audiencia, es asesorado por el defensor público Martín Riccardi.

Click acá para escuchar las falsas denuncias

En el audio se escucha el hecho ocurrido en fecha 9 de agosto de 2016. Se aprecian 3 llamados telefónico:

1) En el primero de ellos el imputado realiza la llamada refiriendo un hecho de entradera y disparos de arma de fuego.

2) En el segundo se escucha la denuncia de una vecina solicitando ayuda debido a que el patrullero chocó contra un árbol (debido a que iba a toda velocidad al primer hecho)

3) Y por último la tercer llamada realizada desde el 911 al imputado preguntando por qué llamó haciendo una falsa denuncia.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios