Policiales

Más que extraño: tiraron granadas de gas lacrimógeno en dos viviendas de vinculados a la EPE

Fue entre los últimos minutos del lunes y los primeros de este martes en dos casas distantes dos kilómetros y medio entre sí. Ninguna de las dos detonó. Las víctimas: un delegado de Luz y Fuerza y un jubilado de la prestadora estatal


Con diferencia de una hora y media a dos kilómetros y medio de distancia, dos vecinos de las ciudad de Santa Fe denunciaron que les habían arrojado granadas de gas lacrimógeno al interior de sus domicilios, entre los últimos minutos del lunes y los primeros de este martes. Las coincidencias se extienden: las dos víctimas están vinculadas a la Empresa Provincial de la Energía (EPE), una es un delegado gremial de Luz y Fuerza y la otra jubilado de la prestadora estatal.

Una de las denuncias fue pasada media hora de este martes. Un hombre de 59 años llamó a la policía para denunciar que habían arrojado una granada a su casa de calle Laprida al 1900, en barrio Candioti.

El propietario, que es delegado gremial en la EPE, dijo que estaba mirando televisión cuando escuchó una moto y al instante la rotura del vidrio del portón del garaje. Al salir, vio el artefacto, y lo que atinó a hacer, le dijo a los agentes, fue patearlo hacia la calle.

Personal de la Brigada de Explosivos convocado al lugar constató que se trataba de una granada de gas lacrimógeno que no se había activado.

En el caso intervino Fiscalía y la Agencia de Investigación Criminal (AIC).

Fue el segundo incidente similar en menos de hora y media. Cerca de las 23 horas del lunes, un hombre de 72 años denunció que alguien había arrojado también algo contra su casa ubicada en calle Hipólito Irigoyen al 2800, en el microcentro de la capital provincial. La víctima es jubilado de la EPE. 

Agentes de la Subcomisaria 9° pidieron la presencia de la Brigada de Explosivos, que constató, como en el caso siguiente, la presencia de la granada disuasiva sin detonar.

Comentarios