Economía, País

Organismo multilateral no las había objetado

Más papista que el Papa: el gobierno bochó a 19 ONGs para cumbre del comercio global

La estrategia de la OMC es incluir a los antiglobalización en los debates para desactivar disturbios. Cambiemos consideró peligrosos a 64 activistas en base al análisis de sus posteos en redes sociales, según comunicó Cancillería.


La Cancillería informó que el gobierno nacional decidió negarle el ingreso al país a 64 activistas de 19 organizaciones acreditados por la misma Organización Mundial de Comercio (OMC) para participar de sus próximas deliberaciones en la ciudad de Buenos Aires, previstas entre el 10 y el 13 de diciembre próximos. El motivo: las expresiones de los militantes “a través de las redes sociales” que, por lo visto, el Ejecutivo considera peligrosas.

La cartera de Relaciones Internacionales que encabeza Jorge Faurie difundió un comunicado que pone en lenguaje diplomática la inédita medida: “… se han adoptado diversos recaudos en materia de organización, incluyendo lo relativo al sistema de acreditación de los asistentes”.

Potenciales hechos de violencia adelantados por los posteos es lo que interpreta la gestión de Cambiemos para rechazar las acreditaciones que la propia OMC no considera objetables. “El equipo de Seguridad de la organización de esta Conferencia Ministerial anticipó a la OMC la existencia de algunos inscriptos, registrados por dicha Organización en nombre de algunas ONG’s, que habían hecho explícitos llamamientos a manifestaciones de violencia a través de las redes sociales, expresando su vocación de generar esquemas de intimidación y caos”, señaló.

La OMC lamentó la decisión de la Casa Rosada cuando se la comunicó a las personas afectadas, publicó el último viernes el periódico The Financial Times.

Para la gestión de Cambiemos, que observa amenazas de violencia en varios frentes, entre ellos el de las comunidades mapuches de la Patagonia, las manifestaciones con algunos incidentes durante la reunión del G20 de julio pasado en la ciudad alemana de Hamburgo son suficientes para bloquear la participación de 64 activistas en la reunión de la OMC, organismo multilateral –que incluye a las potencias globales con fuertes despliegues de inteligencia– que no advirtió ningún riesgo.

El Financial Times publicó que la propia OMC trató de convencer al gobierno argentino de revertir la decisión, pero ante la negativa decidió recomendarle a las 64 personas afectadas que no viajaran al país. Keith Rockwell, vocero de la OMC, explicó que intentó comunicarse con funcionarios de Cambiemos “en todos los niveles” para que revean los bloqueos, pero sus interlocutores “simplemente dijeron que no”.

El organismo internacional tiene como estrategia –desde los disturbios en la reunión de Seattle en 1999– la inclusión de organizaciones anti globalización en las discusiones formales que lleva adelante. Para la reunión en Buenos Aires, la OMC había emitido credenciales para 241 grupos de la sociedad civil. La Casa Rosada bochó a 19 (un total de 64 integrantes) basada en la lectura de los posteos en internet, de acuerdo al argumento de Cancillería.