Ciudad, Edición Impresa

En marcha

Más de 300 alumnos reclamaron por el Isef

Desde la cartera que dirige Claudia Balagué aseguraron que no hay riesgos y habrá clases.


Más de 300 estudiantes del Instituto Superior de Educación Física (Isef) Nº 11, ubicado en Dante Alighieri 2550, se manifestaron ayer al mediodía frente a la sede de Gobierno de la provincia, en disconformidad con las condiciones en las que recibieron el espacio de Dante Alighieri 2550, después de que la escuela estuviera cerrada por una semana tras una inspección del Ministerio que lidera Claudia Balagué, en la que se decidió la suspensión de actividades por problemas estructurales y en el sistema eléctrico. Los estudiantes aseguraron que pese a los inicios de las obras de adecuación del predio “no se sienten seguros”. No obstante, desde la cartera provincial sostuvieron que la marcha los tomó por sorpresa y que las actividades continuarán hoy normalmente.

La subsecretaria de Coordinación Técnica y Legal del ministerio, Daiana Gallo Ambrosis señaló ayer a este medio que unas horas antes de que los alumnos se manifestaran en la calle los especialistas habían terminado de chequear el sistema eléctrico y se labró un acta en la que quedó asentado que las instalaciones estaban óptimas.

“Es por eso que la manifestación nos sorprendió pero lo que es cierto también es que otro gran grupo de estudiantes no fue a la marcha y decidió quedarse en el instituto asistiendo a clases”, agregó Gallo Ambrosis .

Tras el reclamo de los chicos frente a la sede de Gobernación, desde el Ministerio consideraron pertinente convocarlos en las aulas, en donde el ingeniero Héctor Cortadi les explicó a los alumnos el sistema de protección que se había hecho, se reunió con gremios, docentes y estudiantes y les habló, como si les estuviera dando una clase, sobre el funcionamiento de los disyuntores, para llevarles así mayor tranquilidad.

“Creo que fue imprudente y apresurada la manifestación, porque después del mediodía, tras la charla con el técnico, los estudiantes quedaron conformes y las actividades continuarán mañana (por hoy) normalmente”, aseguró la representante ministerial.

“Hagan lío”, dijo Francisco

En medio de una bulliciosa pero pacífica marcha teñida de cánticos, y con numerosos jóvenes que llevaban colgado un afiche en la que versaba: “El Isef quiere clases en buenas condiciones”, El Ciudadano fue recogiendo testimonios de varios de los chicos que claramente mostraban su descontento, al tiempo que remarcaban: “No nos manifestamos para no estudiar, como pueden pensar algunos, sino que lo hacemos es, justamente, para poder asistir a la institución con todas las seguridades dadas desde el Ministerio y formarnos como mejores docentes”.

Uno de los reclamos fue que el vallado de protección colocado en una de las tribunas con daños estructurales, le impedía el acceso a los gimnasios abiertos en donde los estudiantes realizan diariamente actividades físicas. Debido a ello es que decidieron ayer utilizar la plaza San Martín, de Dorrego y Santa Fe, como un “aula abierta”, lo que continuarán haciendo, según dijeron, hasta que les den una solución a sus pedidos. No descartaron tampoco realizar un acampe en el espacio público ubicado frente a la sede de Gobernación.

Para Facundo Morales, otro de los alumnos del Isef, los trabajos de protección que se ordenaron desde el Ministerio empeoraron la situación. “La diferencia de unas emana atrás a hoy es que las cosas están igual, nos clausuraron una cancha más a la que ya estaba inactiva por el estado de la tribuna, más dos aulas. De esta manera nos quedan unos doce salones para más de mil alumnos que son los que aproximadamente asisten a las comisiones de la mañana y perdemos dos aulas abiertas”, señaló el muchacho que contó, además, que su situación es más compleja porque, como muchos de sus compañeros, no es de Rosario y son sus padres los que les “bancan” el alquiler en la ciudad y o los gastos que el estudio le demanda.

“Lo que quería el Ministerio era que estemos en el instituto a cualquier costo y no en la calle manifestándonos pero como no somos ingenuos decidimos hacer una asamblea en donde decidimos que queremos estar reclamando por nuestro derecho, agregó”.

“La mayoría de ellos (por el cuerpo docente) nos apoyan porque entienden que nuestro reclamo es justo y que queremos estudiar, porque es lo justo”, concluyó Matías Catalano, otro de los estudiantes.

El Ministerio comenzó obras de prevención y arreglos eléctricos

Una semana atrás, luego de una inspección en el predio donde funciona el Profesorado de Educación Física (Isef) Nº 11, (ex Hipódromo), se detectaron fallas en el sistema eléctrico, como también daños estructurales en una de las tribunas de uno de los gimnasios. La suspensión de actividades generó el enojo de los estudiantes, por lo cual decidieron autoconvocarse en asamblea para reclamar una inmediata solución.

Hace dos días, el Ministerio de Educación de la provincia envió un comunicado en el que informaba que comenzarían en forma urgente con los arreglos del sistema eléctrico, como también en la colocación de un vallado de protección en las estructuras dañadas.

“Las obras se llevarán a cabo en el área de tribunas cercanas a un sector de dictado de clases que, por su desgaste natural, presentan algunas tablas con riesgo de desprendimiento, y se colocará un vallado  que evite que la eventual caída de alguna de las tablas afecte las aulas y los sanitarios circundantes. En cuanto a la instalación eléctrica, se realizará una revisión integral del sistema”, rezaba el comunicado.

Cabe recordar que el Isef Nº 11 alberga a unos 3 mil alumnos del Profesorado de Educación Física y la Tecnicatura en periodismo Deportivo, como también estudiantes que asisten a cursos eventuales o de perfeccionamiento, que se dictan en el año lectivo.

Comentarios