Ciudad, Edición Impresa, Últimas

Más de 30 motos al corralón en una hora

Operativo de Tránsito verificó documentación y medidas de seguridad.

Más de cincuenta agentes de Policía y Tránsito se desplegaron ayer por la tarde en la zona norte de la ciudad para un operativo de control de motos y autos. “Es un tipo de operativo que desarrollamos con policías federales y provinciales que se intensificó en el último mes”, explicó Henry Fabro, director de Tránsito de Rosario. “En el mes ya han ingresado más de 600 motos al corralón por estas problemáticas. La idea es seguir con los controles en distintos puntos de la ciudad, y que la gente tome conciencia de que cualquier persona puede circular pero con los elementos de protección necesarios y la documentación respectiva”, explicó.

El operativo de control de documentación y protección se realizó ayer en la zona de Sorrento y Casiano Casas. 

“La problemática de la moto es siempre la misma”, declaró Fabro. “En estos lugares alejados del centro, se ve el no uso del casco, de la patente, la falta de documentación. Hacemos este control municipal, y luego el policial, en el que se verifica que no haya ningún tipo de denuncia contra el vehículo”. Y según especificó, pasada casi una hora del comienzo del operativo, ya eran más de treinta las motos remitidas al corralón municipal. Para los autos, el procedimiento fue similar. Así, además de los controles específicos dela Municipalidad,la Policíaverifica irregularidades referidas a delitos.

“Estos operativos se van a repetir en distintos puntos, se busca estar en los seis distritos y en el corazón de todos los barrios. Es una manera de llevarle tranquilidad a los vecinos también, porque este no sólo es un tema de control vehicular, sino que, estandola Policía Federal, el vecino siente también la presencia de la autoridad nacional”, agregaron los funcionarios.

Si bien en un mes fueron remitidas 600 motos al corralón, en lo que va del año la cifra se eleva a 3.400. Según detallaron desde Tránsito, de cada diez motos incautadas sólo tres son retiradas luego por sus titulares. Además aseguraron que de cada diez siniestros seis son protagonizados por motos; que es cada vez más frecuente observar a familias enteras a bordo de motocicletas; y que además de repetirse sistemáticamente el no uso de casco, crecieron de manera alarmante los casos de alcoholemias positivas que se detectan en quienes se movilizan en dos ruedas.

Multas más altas

Días atrás, el subsecretario de Prevención y Seguridad Ciudadana, Luis Baita, explicó a El Ciudadano que la idea de aumentar los valores de las multas “es un proyecto que estamos trabajando por algunos números que hemos evaluado últimamente con un parque automotor y de motos que está creciendo enormemente”.

“Notamos un crecimiento cada vez mayor de familias enteras a bordo de motos de baja cilindrada. Vemos un grado de irresponsabilidad enorme y de alguna forma tenemos que corregir esto”, añadió.

El funcionario remarcó que los costos bajos en la sanción de las infracciones no presionan lo suficiente para disuadir a los conductores a no cometer infracciones. “Cuando las multas son muy bajas pierden el efecto de lo que se quiere perseguir. Hoy en Rosario el mínimo es de 50 pesos por no llevar casco. Eso no es correctivo”, subrayó.

Comentarios