Edición Impresa, El Hincha

Sin vuelta atrás

“Tiki” Martínez renunció y también expuso diferencias políticas

El secretario general presentó la dimisión de carácter indeclinable y arremetió contra el presidente Bermúdez.


Pegó el portazo. Y no hay marcha atrás. Claudio Martínez decidió presentar la renuncia de carácter indeclinable a la secretaría general de la comisión directiva de Newell’s. Harto de vivir con el miedo que le infundieron los atentados contra su propiedad en agosto y septiembre pasados, de haber convivido los últimos tres meses y medio con custodia policial permanente en la puerta del edificio en donde vive. Y también disgustado por la metodología de gobierno del presidente Eduardo Bermúdez, a la que el propio dirigente renunciante no adhiere.

En la noche del lunes, Tiki Martínez presentó la renuncia a sus pares de comisión directiva por intermedio de una nota que lleva su firma. Un escrito que horas después trascendió a través de las redes sociales. Y que expone, entre otros fundamentos entendibles por el estado de vulnerabilidad que atraviesa junto a su familia, algo que hasta aquí se mantenía bajo estricta reserva: visibles diferencias políticas de Martínez con la conducción de Bermúdez.

“Cabe aclarar que también motiva mi alejamiento mi desacuerdo con la constante toma de decisiones de manera imperativa del presidente Eduardo Bermúdez, como la falta de compromiso con el proyecto que lideré desde el Movimiento Rojinegro Querido, que también hizo mella en mi convicción de poder continuar en el cargo”, refirió la nota de renuncia presentada por Tiki.

Obviamente que en primer lugar, el ex secretario general rojinegro argumentó la determinación de renunciar al cargo con el propósito inequívoco de preservar la integridad de su familia. “Motivan esta decisión, en principio, los recientes acontecimientos de violencia hacia mi persona, mi familia, mi hogar y mi propiedad”, justificó el ex directivo en el escrito presentado.

Lo cierto es que Martínez venía madurando la decisión de renunciar desde hace un par de meses. El hecho de priorizar la institucionalidad de Newell’s, a partir de la importancia de los compromisos futbolísticos que el equipo tenía por delante en el torneo, incluyendo la disputa del Clásico, pospusieron una determinación que Tiki ya había tomado.

En la noche del pasado martes 8, luego de que atacaran a balazos al vicepresidente segundo Cristián D’Amico mientras viajaba en camioneta junto a su hijo, Tiki Martínez se convenció de que no daba para más. Fue uno de los primeros en llegar a Pellegrini y Felipe Moré para acompañar y solidarizarse con su par de comisión directiva. Se lo notó desvastado por la sucesión de atentados contra la dirigencia leprosa.

“De esto no se vuelve”, lamentó Tiki aquella noche, mientras peritaban la camioneta baleada de D’Amico. Los violentos habían dejado otro mensaje golpista, en detrimento de la gobernabilidad de Newell’s. Dos semanas después, la renuncia de Martínez fue crónica de un final anunciado. También por diferencias políticas con Bermúdez.

“Se alejó un directivo importante del club”

Ayer, Claudio Martínez asistió al Ministerio Público de la Acusación junto al prosecretario José Menchón y al dirigente opositor Federico Ripani para conocer el estado de las causas que se investigan en Newell’s.

En declaraciones formuladas a Radio del Plata (FM 93.5), Menchón se refirió a la renuncia de Tiki Martínez, entre otros temas. “Estamos con un dejo de tristeza porque por un hecho de esta naturaleza se alejó una persona importante para el club”, lamentó el prosecretario rojinegro.

Sobre las conclusiones de la reunión con funcionarios del organismo dependiente del Poder Judicial, admitió Menchón que “esta semana el gobernador (Miguel Lifschitz) se comprometió a reunirse con los fiscales. Existe preocupación del Estado aunque hasta ahora no hay detenidos por ninguno de los hechos que sufrieron nuestros compañeros”.

Menchón también confió que el vicepresidente Cristián D’Amico “está trabajando normalmente en el club, con las medidas preventivas del caso”.

Por otra parte, Menchón agradeció “a la Asociación Rosarina de Fútbol por la medida que tomó (NdR: el fin de semana pasado suspendió todas sus actividades futbolísticas en solidaridad con Newell’s). En la semana habíamos enviado una carta a ellos y también a la AFA”.

Por último, el prosecretario rojinegro indicó sobre la renuncia de Martínez que “intentamos convencerlo para que se quede, pero no quiso modificar su decisión”, tras presentar la dimisión de carácter indeclinable al cargo de la secretaría general.

Osella repetiría el doble cinco

El sorteo de árbitros determinó ayer que el partido del sábado que Newell’s disputará desde las 17 contra Colón en Santa Fe, por la 11ª fecha del campeonato, sea dirigido por Fernando Echenique.

Ayer por la mañana, el plantel de Newell’s reanudó actividades en el predio de Bella Vista, luego del triunfo del domingo sobre River en el Coloso. Durante la semana de trabajo, el técnico Diego Osella evaluará el estado de algunos futbolistas que se recuperan de distintas dolencias.

En el caso del volante Facundo Quignon, difícilmente pueda llegar en buenas condiciones físicas luego de sufrir una distensión muscular en el sóleo, que le impidió jugar contra River. En cuanto a Diego Mateo -también ausente en el último partido-, se restablece de una tendinosis y tampoco sería arriesgado por el cuerpo técnico leproso.

Por tal motivo, Osella evalúa repetir la zona de contención del mediocampo rojinegro con la continuidad de Sebastián Prediger y Juan Ignacio Sills. La buena actuación de Newell’s llevaría al DT a mantener la formación que viene de ganarle a River.

Prediger, con una sobrecarga muscular tras el partido del domingo, no será exigido en los próximos entrenamientos. El plantel leproso realizará hoy el primer ensayo futbolístico de la semana en Bella Vista, de cara al cotejo del sábado ante Colón.

Comentarios