Espectáculos

Influencer en problemas

Martin Cirio se aleja “por un tiempo” de las redes sociales en medio de acusaciones de pedofilia

Los hashtags #MartínCirioPedófilo o #DesaparecéMartínCirio, entre otras variantes, se reproducen en las últimas horas en esos mismos lugares donde el youtuber conocido como La Faraona ganó popularidad. Con un extenso video, hizo su descargo  


Hace días en Twiter son tendencia los hashtags #MartínCirioPedófilo o #DesaparecéMartínCirio entre otras variantes. Tienen que ver con graves acusaciones por apología de la pedofilia contra el youtuber o instagramer Martin Cirio, conocido como La Faraona, por una serie de tuits publicados hace algunos años y no tanto, que derivaron en una denuncia penal. Frente a esta situación, el influencer publicó un video en el que reconoce la autoría de los aberrantes escritos y pide disculpas, pero además denuncia una campaña en su contra. Más allá de la posibilidad de que Cirio se haya transformado en blanco fácil de trolls o de un sector de la derecha argentina, el conflicto desempolvó una gran cantidad de burlas de su parte y chistes racistas, clasistas, gordofóbicos y misóginos altamente repudiados, en buena hora, por la sociedad actual.

Todo comenzó cuando Cirio criticó al músico de cumbia El Dipy al referirse a una canción de una vieja banda del músico, El Empuje. Fue ahí que salieron a la luz capturas de pantalla con tuits publicados por el influencer, en los que hace comentarios explícitos sobre sus intenciones de abusar de menores.

“Quiero arrancar diciendo que me equivoqué, la pifié feo con El Dipy”, comenzó La Faraona en un extenso video publicado en su canal en YouTube, una especie de descargo de más de media hora de duración, titulado “¿Quién es Martín Cirio?”. En el video, Cirio pidió disculpas por sus tuits, alegó que sus dichos están sacados de contexto y denunció que hay trolls involucrados. Además anunció que se alejará de las redes “por un tiempo”.

“No estaba bueno hablar de una canción que sacó hace un tiempo. No soy amigo de El Dipy, no sé cómo pensará ahora, pero como todo el mundo se debe haber deconstruido, y las cosas que cantaba hace unos años no tienen nada que ver con lo que piensa ahora. Lo que hice es, básicamente, lo que están haciendo conmigo ahora”, dice Cirio.

En el mismo video, se reconoce como el autor de los repudiables escritos. “Hoy leo mis tuits y de ninguna forma puede ser gracioso, me da vergüenza, cómo puedo ser tan monstruo de escribir esa mierda, no lo puedo justificar. Ni siquiera creo que fue humor porque no era gracioso. Era ser picante por ser picante. Pero no dejaba de ser un personaje. Repudiable y lo que quieran, pero un personaje”, apunta en el video en el que se compará con figuras de humor político, muy distantos a sí mismo como Diego Capusotto.

“En el sistema, cuando te quieren sacar de encima, te prohíben, como lo que pasa en la tele, que dicen «vos no vas a trabajar en ningún lugar» y llaman a las tres productoras que hay y eso genera que esa persona se vaya a otro país o esté prohibida. No es que te matan, pero te cortan las piernas”, dice quien alega haber comenzado su camino de la mano de un “humor incorrecto”, con su enema en vivo y sus historias escatológicas de sexo explícito, y que, según señala, armó una plataforma que le permitió darle espacio a causas más nobles y progresistas, como la lucha por la legalización del aborto o la Ley de Humedales. “Me cargué un montón de causas al hombro y ése es el precio que estoy pagando…. Así es como sacan del medio los grupos más rancios a alguien que visibiliza cosas que nadie visibiliza”, alega.

Más allá de otros personajes que salieron al cruce de Cirio, Jorge Rial escribió: “Me alegro que haya cerrado su cuenta este pedófilo. Sin dudas, un gran triunfo de la gente de bien. Con los niños NO. #MurióLaFaraona”. Y un Alfredo Casero intentando poner el tema en la polaridad política “K o no K”, exprresó: “¿Nadie le dice nada por ser k? Este pibe es un cerdo. ¿Niños? Las vueltas de la vida, te lo pueden hacer encontrar”.

El impacto en las redes sociales fue inmediato: van más de 100 mil followers menos, proyectos que se caen, marcas que se alejan y amigos influencers que corren a despegarse del otrora exitoso influencer.

Comentarios