El Hincha, Últimas

Conferencia virtual

Mario Giammaría: “Jugar sin público es firmarle un certificado de defunción a los clubes”

El presidente de la Asociación Rosarina de Fútbol habló de la prohibición de los entrenamientos, de la posible fecha de regreso a las competiciones oficiales y de la situación económica que están atravesando los clubes de fútbol de Rosario


El presidente de la Asociación Rosarina de Fútbol, Mario Giammaría, realizó una conferencia de prensa virtual con más de 20 periodistas de Rosario y habló de varios temas entre los que se destacaron la actual prohibición de los entrenamientos, la presentación de los protocolos para cuando se vuelva a las prácticas y la probable fecha para volver a jugar los torneos.

Giammaría estuvo acompañado por Sergio Pezzota, del departamento arbitral Consejo Federal de AFA, Carlos Lanzaro, Presidente Federación Santafesina de Fútbol y dirigentes de clubes. El histórico presidente de la ARF hizo hincapié en el acatamiento a las decisiones que tomó la Asociación de Fútbol Argentino de que la actividad regresará cuando todo el país se encuentre en Fase 4 y volvió a enfatizar que por ahora los entrenamientos en Rosario están prohibidos.

“Hay provincias donde la circulación es muy baja, no hay contagios o son pocos, y es poco entendible a veces porque se toma esta resolución. Si bien las Ligas tienen autonomía en el ámbito de su jurisdicción, a tener una afiliación federativa a través del Consejo Federal, tenemos la obligación de acatar esa decisión. Es una cuestión de solidaridad y acatamiento de las decisiones”, opinó Giammaría.

Y para despejar todo tipo de dudas, enseguida añadió: “Les pedí a los directivos de los clubes que no hagan libres interpretaciones: los clubes no están autorizados para entrenar el fútbol hasta que todo el país esté en Fase 4. Para todo el fútbol del país, amateur, semi profesional y profesional”.

Con ese panorama, los entrenamientos podrían volver en agosto, teniendo en cuenta que Giammaría puso como fecha probable de regreso a las competiciones oficiales el fin de semana del 13 y 14 de septiembre. Claro que la vuelta a las competiciones está sujeta a modificaciones, de acuerdo a como se desarrolle la emergencia sanitaria. “Nosotros no vamos a hacer nada que comprometa la salud de nuestros deportistas, árbitros y dirigentes”, aseguró Mario. Y en esa misma línea acordó que cuando se vuelva, van a hacerlo sólo los mayores de 18 años y de acuerdo a los protocolos elaborados.

La modalidad de los futuros campeonatos también fue tema de charla y Giammaría destacó: “No nos resignamos a perder la temporada futbolística 2020. Seguramente vamos a hacer la reformulación de los torneos. Si la situación sanitaria se complicaría y se extiende para octubre/noviembre, ya si tendríamos que pensar para el año que viene”. Así, dejó abierta la posibilidad de jugar los campeonatos también en verano, y para eso los clubes que tengan iluminación artificial serán la clave, ya que los horarios de los partidos van a ser por la tarde-noche. También aclaró que “hasta ahora se van a mantener los ascensos y los descensos” y que “no hay que tenerle miedo a la temporada 2020/2021”.

Otro de los puntos clave para el regreso es saber si va a ser con o sin público, y sobre eso, el presidente de la ARF fue tajante: “Si volvemos será con público en las canchas, porque si no es así sería un certificado de defunción para los clubes, porque se necesita de la recaudación para subsistir”.

Protocolos listos

Para cuando sea posible el regreso a las canchas, la Rosarina ya tiene confeccionado los protocolos pertinentes tanto para fútbol de campo, futsal y fútbol playa. Todos establecen que van a volver los mayores de 18 años y que van a tener que acatar las disposiciones sanitarias detalladas en cada uno, en las que coinciden mantener la distancia social, no compartir vestuario y tratar de no concurrir en transporte público.

En referencia a ese último punto, desde la Rosarina se trabaja en un novedoso proyecto de entrenamiento de cercanía, para aquellos deportistas que no puedan acercarse a sus clubes. Así, por ejemplo, un jugador de la zona norte, que juegue en una entidad distante de su hogar y al que no pueda acceder por propios medios (a pie, en bicicleta, moto o auto) podría tener la posibilidad de ejercitarse en otro club de la ARF que le quede cerca.

Ayuda económica

Otro de los puntos que tocó el principal directivo de la Rosarina fue la situación económica que atraviesan los clubes de fútbol de la ciudad. En ese orden, Giammaría comunicó que se están haciendo muchas gestiones con los diferentes gobiernos y al mismo tiempo, esperando por la aprobación de la Ley provincial de Emergencia Deportiva, que ya tiene media sanción en Diputados.

“Los clubes necesitan políticas públicas que los incluyan”, sentenció Mario Giammaría y al mismo tiempo resaltó la labor social que están desarrollando los clubes desde que comenzó la pandemia de coronavirus. Son muchos los que están ayudando a los vecinos de los barrios con comedores, reparto de ropa e incluso brindando sus instalaciones para que la gente pueda dormir allí. Así, destacando ese rol social, el dirigente confía en que la ayuda del estado va a terminar llegando.

También se refirió a la ayuda de la Rosarina a sus clubes asocia-dos: “A principio de año acreditamos 3 millones de pesos en las cuentas de las entidades, a cuenta de recaudaciones de los clubes y a partir de mayo, los clubes no tuvieron gastos de seguro y afiliación. Se consiguió la Tarifa Cero de la luz, para marzo, abril y mayo, donde los clubes no tendrían que pagar los impuestos”. Y también mencionó la ayuda económica que 15 instituciones recibieron por parte del senador Marcelo Lewandoski, por un total de 25 mil pesos para cada club.

Comentarios