Política

Elecciones 2019

María Eugenia Bielsa se lanzó y llamó a ensanchar las fronteras del peronismo

La ex vicegobernadora se presentará como precandidata a gobernadora. Pretende un acuerdo con Perotti y el kirchnerismo para evitar las internas. Y quiere sumar a fuerzas de centroizquierda hasta ahora enfrentadas al peronismo. En el plano nacional, pidió que no se excluya a Cristina


Foto: Carolina Niklison / Prensa Bielsa

María Eugenia Bielsa puso punto final a las especulaciones: anunció este jueves, en Santa Fe, que se presentará como precandidata a gobernadora dentro del PJ. La arquitecta piensa que la mejor estrategia es lograr un acuerdo de unidad con todos los sectores partidarios para evitar las internas. Por eso evitó anticipar quiénes serán sus candidatos para las intendencias, la Legislatura y la vicegobernación.

El anuncio de Bielsa redibuja el mapa electoral del peronismo santafesino, ahora dividido en tres espacios: el que lidera el otro precandidato ya lanzado, el senador nacional Omar Perotti, y Unidad Ciudadana, donde hay tres posibles postulantes: Marcos Cleri, María de los Ángeles Sacnun y Leandro Busatto. Por ahora, el primer objetivo de Bielsa es lograr una lista de consenso: “Haremos un esfuerzo para que no haya internas”.

La ex vicegobernadora hizo el lanzamiento de su candidatura en el salón de fiestas La Quinta Urbana, en el barrio residencial de Guadalupe, al norte de la ciudad de Santa Fe. Sus allegados comentaron que la elección del lugar, con amplio parque y ventanales luminosos, respondió a la idea de mostrar “algo diferente” respecto de los actos políticos tradicionales: un concepto que la propia Bielsa buscará trasladar a su campaña.

La postulación de Bielsa se canalizará a través del sector conocido como Encuentro por Santa Fe. “El espacio que constituimos va a participar de las elecciones y yo voy a ser precandidata a gobernadora de la provincia de Santa Fe”, anunció en diálogo con la prensa santafesina.

El lanzamiento se da luego de un largo trabajo de armado político. “Este es un objetivo en el que venimos trabajando hace más de un año”, indicó Bielsa. “Y voy a explicar por qué tardamos tanto en hacer este anuncio. A veces las ansiedades del periodismo no coinciden con nuestras formas de construcción política. Creemos que es importante haber recorrido todos los lugares que visitamos y no sólo en términos físicos, también dar todos los diálogos que hemos tenido, encontrar una cantidad de dirigentes y militantes, de gente cercana, de agrupaciones territoriales, con los que establecer un diálogo, construir una agenda y también una empatía”.

Palabras a Perotti

El primer mensaje político de la arquitecta rosarina está dirigido a su rival interno, Omar Perotti. Bielsa reveló una anécdota sobre el encuentro que mantuvieron a principios de noviembre del año pasado: “Le ofrecí a Omar ser mi compañero de fórmula y él me ofreció ser candidata a intendenta de Rosario”. Lo que era un rumor, ahora quedó confirmado por una de las protagonistas.

La decisión de Bielsa de competir por la Casa Gris y no por el Palacio de los Leones tiene una explicación: “Lo que hay que hacer en Rosario, no se puede hacer desde Rosario. Los problemas de la ciudad se arreglan desde la provincia con más seguridad y más empleo; las dos son políticas troncales que se construyen desde lo provincial y lo nacional, no desde un municipio”.

Aunque Perotti lleva un año recorriendo la provincia como precandidato lanzado, Bielsa piensa que aún hay tiempo para un acuerdo. La fecha límite es el 22 de febrero, día en que cierran las listas provinciales. “Haremos un esfuerzo para que no haya interna porque hay un agotamiento. Ir a una interna dilata, nos quita tiempo para armar los equipos de gobierno. Vamos a trabajar para que podamos, desde el campo popular, conformar una gran unidad. Si no se puede, habrá internas”, explicó la ex concejala y ex diputada provincial.

Nuevos aliados

Sobre fines de 2018, Bielsa mantuvo encuentros con autoridades partidarias de los cuales también participaron referentes de fuerzas políticas históricamente enfrentadas al peronismo, como Carlos Del Frade (Frente Social y Popular), el socialista disidente Rubén Giustiniani (Igualdad y Participación) y Juan Monteverde (Ciudad Futura).
“Hemos recibido enorme cantidad de apoyos y adhesiones de partidos que históricamente no estuvieron cerca del peronismo. Y que hoy analizan la situación del país y la situación de la provincia, con una mirada muy afín a la que nosotros tenemos. Si no hubiese una interna en el PJ, esos sectores que ven con simpatía esta matriz del programa y proyecto del PJ, estarían dispuestos a armar un gran frente”, arriesgó Bielsa.

Con o sin internas, la ex vice de Jorge Obeid entiende que el peronismo debe sumar nuevas adhesiones para recuperar el gobierno: “No nos podemos dar el lujo de no mirar el espectro ampliado, que es enorme. No hemos cerrado candidaturas con nadie; anunciamos esto y ahora debemos volver a hablar no solo con los espacios institucionalizados políticamente, sino también con un montón de compañeros que tienen expresiones de trabajo territorial, que a veces no están inscriptas en un partido, pero atraviesan transversalmente el pensamiento de los partidos”.

La situación en Rosario

“En mi ciudad hay quienes dicen que se están matando entre bandas; nosotros preferimos pensar que nos toca un rol, que el problema no es sólo el narcotráfico sino las adicciones”. De ese modo respondió Bielsa cuando la consultaron sobre la situación en Rosario. Como propuesta concreta, mencionó la necesidad de trabajar en la contención social y generar empleo genuino para frenar la penetración del narcotráfico en los barrios.

Historia reciente

La ex vicegobernadora de Jorge Obeid (2003-2007) vuelve al ruedo luego de su ruidosa renuncia a la banca de diputada provincial, cargo en el que fue electa en 2011 y que dejó en febrero de 2013 en medio de una fuerte disputa interna con otros sectores del PJ.

En el proceso electoral de 2015, cuando el peronismo recuperó terreno, aunque volvió a quedar tercero detrás del Frente Progresista y el PRO, Bielsa no participó. Muchos dirigentes reprocharon esa actitud; ella recordó que en aquel momento no se bajó de ninguna candidatura porque nunca se había lanzado. En la conferencia donde anunció su regreso a la lid electoral, hizo varios elogios a Jorge Obeid, a quien acompañó como vicegobernadora entre 2003 y 2007.

Luego de esa experiencia, Bielsa fue concejala durante un período (2007-2011) y en 2011 ganó las elecciones en la categoría de diputados provinciales. Allí comenzaron las disputadas de poder con otros sectores partidarios. En diciembre de ese año, un acuerdo entre el sector de Agustín Rossi y los diputados que respondían al líder de UPCN Alberto Maguid derivó en la elección de Luis Rubeo como presidente de la Cámara baja, un cargo que Bielsa pretendía para sí por haber sido la más votada en las urnas. En febrero de 2013, cuando se repitió el acuerdo por el cual Rubeo continuó al frente de la Cámara de Diputados, Bielsa renunció a su banca y se alejó de la política partidaria.

Contra Macri, con Cristina

En el plano nacional, María Eugenia Bielsa que el justicialismo debe intentar replicar los esquemas de unidad que, en la provincia de Santa Fe, permitieron que no haya fugas durante las elecciones intermedias de 2017.
“El mismo proceso al que apuntamos en Santa Fe debe darse a nivel nacional”, sostuvo la precandidata, quien postula un amplio frente popular que vaya “de la centro-derecha a la centro-izquierda” para enfrentar al macrismo en octubre. “El adversario del pueblo es Cambiemos”, definió.

Bielsa dijo sentirse identificada con “el cuarto peronismo” y englobó dentro de esa corriente a los tres presidentes del período 2002-2015: Eduardo Duhalde, Néstor y Cristina Kirchner. Además, opinó que no hay ningún armado electoral posible sin la ex presidenta: “Cristina es la candidata que más mide dentro del peronismo; no hay posibilidad de conformar un espacio opositor sin incluirla”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios