Política, Últimas

IVE en el Congreso

María de los Ángeles Sacnun y Roberto Mirabella, los votos de legisladores santafesinos

Sacnun fue la primera legisladora local en tomar la palabra. En la votación anterior, fue la única senadora de Santa Fe que votó a favor. En esta oportunidad la provincia sumará el voto de su par del Frente de Todos, Roberto Mirabella


Cobertura de Arlen Buchara y Bianca Ossola

La presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado, María de los Ángeles Sacnun, defendió el proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) y afirmó que “en la situación actual, las criminalizadas son las mujeres pobres”.

“Si seguimos en estas condiciones, las criminalizadas son las mujeres pobres. Hay una política penal selectiva en la República Argentina que avanza contra las mujeres pobres. Las otras se lo practican en una clínica privada, pagando costosos honorarios”, remarcó.

Durante la discusión de la iniciativa impulsada por el Poder Ejecutivo, Sacnun habló de “un principio de igualdad violentado cuando criminalizamos a las mujeres por practicarse un aborto clandestino”.

“No estamos hablando de un Estado que promueva el aborto, sino de un Estado que reconozca el aborto. Esto no es abortistas versus antiabortistas. Eso es de un reduccionismo inaceptable”, indicó.

Finalmente, la senadora santafecina anticipó que votará el proyecto favorablemente “para que dejen de adueñarse de nuestros cuerpos, de nuestra autonomía y de nuestro deseo”.

Sacnun fue la primera legisladora santafesina en tomar la palabra en el debate del Senado. En la votación anterior, Sacnun fue la única senadora de Santa Fe que votó a favor. En esta oportunidad la provincia sumará el voto de su par del Frente de Todos, Roberto Mirabella, quien reemplazó al ahora gobernador Omar Perotti, quien se había abstenido. Carlos Reutemann (Santa Fe Federal-Cambiemos) se espera que vote en contra, como en 2018.

Mirabella es uno de los legisladores que confirmó públicamente su voto hace apenas unas semanas. Incluso, recibió la visita de un obispo de Rafaela, ciudad de la que es oriundo, para que cambié su decisión.

“Yo personalmente estoy en contra del aborto, pero esto no me vuelve ciego a una realidad que es macabra y no puede ser ignorada”, dijo en el Senado.

“La clandestinidad no es la solución. Tanto el proyecto de IVE como el de los mil días es un estado presente. La experiencia internacional ha demostrado que la legalización no aumenta la cantidad de abortos”, continuó.

Y citó la realidad que se vive en Rosario: “La práctica clandestina impide abordar desde la salud el tema de los embarazos no deseados. En Rosario, en mi provincia, se ha reducido a cero la mortalidad, se practican entre 500 y 600 ILEs por año”.

Comentarios