Ciudad, Edición Impresa

Más igualdad

Marcharon por el “orgullo” y la Diversidad Sexual

El Festival se realizó ayer en la plaza Libertad. A las 19 se movilizaron hacia el Monumento.


Lejos quedó en el tiempo la primera convocatoria en 2005, cuando se juntaron unas pocas personas. Ayer, once años después, una multitudinaria columna conformó la Marcha del Orgullo Gay, con su característico colorido, expresión de la diversidad, y con buena parte de los manifestantes disfrazados para exaltar su elección.

La Marcha y Festival de la Diversidad Sexual fue organizada por múltiples colectivos LGTBI y organizaciones y festejaron las conquistas logradas que hacen a una sociedad más igualitaria. Desde las 19, marcharon por avenida Pellegrini hasta Buenos Aires y terminaron en el Monumento a la Bandera, donde tocaron varias bandas como Mamita Peyote, Kumbia Queers y Chocolate Remix.

El lema de este año fue “Ante tanta violencia, ante tanta represión, ante tanta vergüenza: Orgullo”. En las banderas desplegadas en la plaza se podía leer: “Justicia por Diana Sacayán. Basta de Travesticidios”; “En una sociedad que nos educa para la vergüenza, el orgullo es una respuesta política”; “Mi amor es más grande que tu homofobia”; “Nacemos desnudos, lo demás es puro travestismo”, entre otros.

Mientras algunos de los asistentes iban llegando al encuentro, –algunos con la bandera de la diversidad y otros con ostentosos disfraces–, otros recorrían algunos de los stands donde se vendían prendedores con frases como: “No a Macri”; “Macri Cagón”; “Nunca Macri”; “El que votó globos recibirá globos”, entre otros, ninguno amable con el gobierno nacional.

También se ofrecían libros, remeras, portacelulares, repasadores, camisas, aros, collares y hasta zapatillas. Y hasta muffins integrales, tartas de calabaza, chía y cebolla con harina de arroz y garbanzo, alimentos veganos y libres de gluten y budines de banana.

Esteban Paulón, subsecretario de Políticas de Diversidad Sexual de la provincia, marcó a El Ciudadano que lo que permite la movida es darle visibilidad al colectivo LGTBI, y además luchar contra la discriminación. “Si bien se avanzó mucho porque tenemos leyes y hay un acuerdo social en relación a la necesidad de incluir, todavía falta mucho. El cambio se da con educación sexual, con diferentes estrategias que tienen que ver con educación, campañas de difusión y acciones que promuevan ese cambio. A marchas como esta vienen muchos heterosexuales que acompañan”, detalló.

Por su parte, Julián Fernández, uno de los integrantes de Movimiento Evita Diversidad, subrayó: “Si tenemos que exigir políticas públicas para que no nos sigan matando, lo volveremos a pedir”.

Comentarios