País

La Matanza

Marcharon para pedir justicia por el colectivero asesinado

Decenas de familiares y amigos del colectivero de la línea 620 Leandro Alcaraz, asesinado a balazos hace una semana, marcharon este domingo en el partido bonaerense de La Matanza para reclamar "justicia"


Decenas de familiares y amigos del colectivero de la línea 620 Leandro Alcaraz, asesinado a balazos hace una semana, marcharon este domingo en el partido bonaerense de La Matanza para reclamar “justicia”.

Con un estandarte que rezaba “justicia para Leandro”, unas 300 personas caminaron sobre la Ruta Nacional N° 3 a la altura de la localidad bonaerense Virrey del Pino, dese el kilómetro 38 hasta el 35, donde exigieron respuestas y seguridad para todos.

Jéssica, la viuda del chofer, publicó la convocatoria a la marcha en su perfil de la red social Facebook aclarando que sería una manifestación “pacífica contra la injusticia, la inseguridad y la impunidad”.

La foto del colectivero asesinado a balazos en Virrey del Pino ilustraba pancartas con las que sus familiares, amigos y compañeros de trabajo pedían a la Justicia que les de una respuesta esclareciendo lo sucedido el domingo 15 de abril.

Ese día, cerca de las 18, dos sujetos atacaron a balazos a Alcaraz después de que el chofer discutiera con uno de ellos porque no tenía salgo en la tarjeta SUBE para viajar, dejándolo llegar a destino de todas maneras.

Horas después del crimen la Policía de la provincia de Buenos Aires detuvo a dos jóvenes, uno llamado Jonathan Acevedo, de 18 años, y otro chico de 17 años, aunque este último tuvo que ser liberado porque no habría tenido nada que ver; luego fue apresado otro hombre, de 24 años, llamado Juan Alfonzo Gauto.

Este domingo se habían sumado a la marcha familias y vecinos de la zona que reclamaban el regreso de la Policía bonaerense y de la Gendarmería que fueron retirados a principios de 2016 por la administración Cambiemos después de haber estado patrullando la zona desde agosto de 2013.

“Es triste. Hoy tuve que trabajar. Tiene que morir un compañero para que la Policía (bonaerense) nos cuide. Es muy doloroso”, dijo al canal A24 uno de los choferes de la Línea 620, compañero de Alcaraz, que se acercó al lugar para marchar.

Otro chofer reveló que “muchos compañeros renunciaron” a sus empleos después del crimen del colectivero por miedo a que les pase lo mismo “y otros presentaron parte médico porque no pueden sentarse a manejar del temor que tienen”.

Uno de los choferes que estaba en la marcha denunció que los controles dispuestos por la Policía Bonaerense tras el crimen de Alcaráz “no están funcionando”: “Yo pasé hoy domingo a las 6.30 de la mañana por el puesto que está en el kilómetro 39 y no me pararon. Venía con el colectivo con gente y no me pararon”, aseguró.

En la manifestación hubo choferes de líneas de colectivos que recorren el norte y el sur del Gran Buenos Aires y fueron a la marcha para solidarizarse y expresar que en los barrios por lo que ellos circulan también hay “zonas liberadas” en las que “arrasa la inseguridad”.

Si te gustó esta nota, compartila