El Hincha

México

Maradona, victoria, final movido y dardos para todos

Dorados de Sinaloa le ganó a San Luis por 1 a 0 en la primera final del torneo Apertura del ascenso mexicano. El Diez se fue expulsado y también dejó declaraciones picantes sobre el clásico River-Boca


Maradona con Julio César Chávez en el vestuario de Culiacán

Maradona es noticia. Maradona es sensación. Y en ese cúmulo de emociones pasó de la preocupación por el empate al delirio por la victoria, la agresividad en la pelea con el DT rival y el festejo tras el triunfo. Eso sí, también hubo palos para la Conmebol y una presencia, otra, famosa en pleno vestuario de los Dorados de Maradona.

En la madrugada argentina del viernes, en la que muchos argentinos se quedaron pegados al televisor para conocer la suerte del Diez, los Dorados de Sinaloa de Maradona le ganaron como local en Culiacán a San Luis por 1 a 0 (gol de Rivera) en el estadio Banorte. Le falta un paso para asegurarse la lucha por el ascenso a final de temporada en la liga de ascenso de México.

Sobre el final, cuando Dorados quería ampliar la ventaja para llegar más confiado a la revancha del domingo, Maradona discutió por un supuesto penal no cobrado al ecuatoriano Vinicio Angulo y allí se desató un cruce picante con el técnico rival, Alfonso Sosa. “Se cae Angulo, hago la seña de que se había echado un clavado, Maradona entendió que le había dicho algo, nada más”, explicó Sosa en conferencia de prensa.

Lo cierto es que el árbitro del partido expulsó a Maradona, quien se fue arengando a su público y que no podrá estar en el banco de suplentes en la revancha del domingo a las 23.30 de Argentina.

Luego, en el vestuario, hubo baile y festejo, en este caso con una visita especial, la del ex campeón mundial de boxeo Julio César Chávez.

“Vengo a desearles mucha suerte, a decirles que los sueños se hacen realidad con base en el esfuerzo, la dedicación y la perseverancia, y sobre todo mucho trabajo, y el trabajo ustedes ya lo hicieron”, les dijo Chávez, el deportista más glorioso que dio la ciudad de Culiacán, a los jugadores en el vestuario antes de salir a jugar. Y los motivó con una anécdota de su pelea ante Meldrick Taylor.

“Era el doceavo round y recuerdo que estaba perdiendo esa pelea y yo decía, cómo le gano a éste, si le pego cinco golpes y él me pega 10. Llego al doceavo round sumamente cansado, desahuciado porque había hecho un esfuerzo sobrehumano, pero llego a la esquina y Búfalo (su entrenador) en la esquina me dice, Julio, hazlo por México, por tu familia, por tu mamá, y me decía por todo mundo, y yo decía, y por mí qué. En ese momento me despertó el chip y gracias a Dios en ese round salí y gané la pelea por nocaut, sé que ustedes y hay mucha gente afuera que está esperando y confía en ustedes, y ustedes lo quieren hacer por ellos y por Diego Armando Maradona que es motivación para todos nosotros, pero háganlo por ustedes para que se sientan contentos”, les dijo, según los medios, el ex campeón mundial en tres diferentes divisiones de peso: Superpluma, Ligero, y Superligero.

Antes del juego, Maradona criticó duramente la decisión de la Conmebol de disputar la final de la Copa Libertadores en Madrid, a diez mil kilómetros de Buenos Aires.

“Yo quiero decirle a este Alejandro Domínguez qué carajo tengo que ver yo si mi familia quiere ir a ver un partido de Boca-River y tengo que llevarla a Madrid. ¿Qué somos todos Macri?”, comenzó el entrenador en un audio enviado a Radio La Red.

Y siguió: “¿Sabés lo que cuesta eso? Después dicen que no hay plata para pagarle a Martino, que no le pagaron a Bauza… Pero hijo de puta. Poné seguridad y hacelo en la cancha de Vélez. Son la lacra del fútbol”. “No están capacitados para el cargo, loco. No me jodas que Domínguez va a hablar del fútbol del mundo. No me digas que el Chiqui Tapia, que tiene más papada que el gordo Porcel, va a hablar del fútbol”, arremetió Maradona.

También le mandó un mensaje a River. “Que River no joda más con el gas pimienta del 2015. Boca en ese momento cerró el culo. Entonces ahora que no insistan”, dijo. Y agregó: “Estoy muy caliente, les digo a los muchachos de River y a Gallardo que no es una situación para vivir en carne propia. Mañana cuando ellos vayan a Boca, ¿cómo van a hacer para entrar?”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios