El Hincha

Rugby

Manuel Carizza, el retiro de un coloso de la ovalada

El forward rosarino colgó los botines a los 34 años y 14 temporadas como profesional. En Francia jugó en Biarritz y Racing 92, con ambos fue campeón del Top 14. En Sudáfrica jugó en Stormers y con Western Province conquistó la Currie Cup. En Jockey sueñan con tenerlo para el Torneo del Litoral


Carizza en la entrada en calor de su último partido de rugby. Foto gentileza: Prensa LOU Rugby / Marc Galaor.

Uno de los pocos rosarinos que logró un título en el rugby profesional colgó los botines. Manuel Carizza a los 34 años le dijo adiós al rugby con la camiseta de Lyon, Francia. El segunda línea había llegada como comodín médico por la lesión de un jugador y ante Glasgow Warriors por la Champions Cup decidió terminar con su carrera tras 14 temporadas en el profesionalismo.

Carizza formado en Jockey Club de Rosario fue Pumita en dos ocasiones 2003 y 2004. Dadas sus condiciones técnicas y físicas debuto en Los Pumas el 5 de diciembre de 2004 en cancha de Vélez Sarsfield ante los Springboks. Seis meses después, tras consolidarse en el primer equipo de Jockey y el seleccionado mayor de Rosario, fue contratado por Biarritz, campeón del Top 14 francés.

Carizza en el Camp Nou en 2016 festejando el título del Top 14 con Racing 92.

En su primera temporada como profesional conquistó el Top 14 y fue finalista con el equipo vasco-francés de la Champions Cup. Experiencia que lo ubicó en el plantel premundialista de Los Pumas ante de Francia 2007. Quedando en fuera del plantel en el último corte.

Pero el rosarino tendría revancha en 2011, siendo titular en cuatro de los cinco partidos que Los Pumas disputaron en el Mundial de Nueva Zelanda. Siendo titular indiscutido durante varios años en el seleccionado mayor argentino.

En 2012 deja Biarritz para jugar dos años en Racing 92, hasta hacer un párate en su experiencia en el Viejo Continente, para fichar por Stormers, la franquicia de Ciudad del Cabo en el Súper Rugby por dos temporadas. Y regresar nuevamente a París para jugar en Racing.

Con la llegada de Daniel Hourcade y la renovación que hubo en Los Pumas sus últimas apariciones fueron en el Championship 2015, sin poder integrar el plantel para el Mundial de Inglaterra 2015.

Carizza tras el triunfo sobre Escocia en 2011.

La revancha para el segunda línea tras no poder formar parte del Mundial con Los Pumas llegó en 2016 cuando en pleno Camp Nou en una final épica Racing 92 derrotó a Toulon y se quedó con el título tras 26 años.

Concluido su contrato con el club parisino estiro su vida profesional seis meses más al fichar como comodín médico con Lyon. En la semana su posteo en Twitter: “Último fitness game y esperando la última semana de rugby. Todo tiene un fin y el de mis botines es el 8/12”, anunciando el retiro de las canchas, desató un aluvión de mensajes desde todos los clubes que defendió Carizza.

La huella de Manucho durante sus 14 años en el rugby profesional, además de los títulos y grandes triunfos, su mejor legado es el respeto que se ha ganado gracias a su formación, vivir bajo los valores del rugby inculcados en un club amateur, le valieron que hoy, en el día de su retiro, ex compañeros, ex entrenadores lo saluden con mucho cariño y respeto. Erigiéndose como un verdadero embajador del deporte rosarino.

A pesar de que el retiro de Carizza es oficial, en Jockey Club sueñan con poder contar al menos por seis meses, la duración del Litoral 2019 con la presencia del segunda línea.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios