Coronavirus, Mundo

Aprietes en Michigan

Manifestantes armados reclamaron el fin de la cuarentena y para Trump “son buenas personas”

Ciento de personas irrumpieron en el Capitolio de Michigan para protestar contra las restricciones impuestas por la pandemia. "La gobernadora de Michigan debería ceder un poco y apagar el fuego, pero están enfadadas. ¡Quieren recuperar sus vidas de nuevo!", tuiteó el presidente estadounidense


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, defendió este viernes a los manifestantes, algunos de ellos armados, que irrumpieron en  en el Capitolio de Michigan para protestar contra la cuarentena por el coronavirus e instó a la gobernadora de ese estado, la demócrata Gretchen Whitmer, a dialogar con estas “muy buenas personas”.

“La gobernadora de Michigan debería ceder un poco y apagar el fuego. Estas son muy buenas personas, pero están enfadadas. ¡Quieren recuperar sus vidas de nuevo, de forma segura! Véalos, hable con ellos, llegue a un acuerdo”, escribió el magnate republicano en su Twitter.

Whitmer, que suena como una de las posibles aspirantes a la vicepresidencia por la candidatura demócrata, le respondió por la misma vía con un video de la ex primera dama Michelle Obama que decía: “Nuestro lema es: «cuando ellos vienen con bajezas, nosotros optamos por la nobleza»”.

Con banderas estadounidenses, merchandising a favor de la reelección de Trump y varias armas de fuego largas, cientos de manifestantes irrumpió este jueves en el Congreso de Michigan, mientras los legisladores discutían la prórroga de la emergencia declarada por Whitmer para hacer frente a la Covid-19.

La gobernadora había pedido a los congresistas estatales extender por 28 días más la emergencia, que vencía a la medianoche de este jueves, según reportó la agencia de noticias EFE.

Sin embargo, el Capitolio, de mayoría republicana, optó por aprobar una serie de proyectos para reemplazar las medidas de Whitmer, consideradas como “desenfrenadas y antidemocráticas” por el presidente de la Cámara, el republicano Lee Chatfield.

“La gente merece una mejor solución”, argumentó Chatfield, pese a que la gobernante autorizó la semana pasada la reapertura de algunas empresas y anunció la reanudación de la construcción comercial y residencial a partir de la próxima semana.

Tras el rechazo parlamentario, la gobernante firmó poco después una orden ejecutiva que le permitió prorrogar la declaración de emergencia y desastre basada en “fuentes independientes de autoridad legal”, en alusión a la Ley de poderes de emergencia del gobernador de 1945, indicaron medios locales.

No es la primera vez que una manifestación contra las medidas de aislamiento sucede en Michigan.

El pasado 15 de abril, Lansing, la capital de ese estado, fue escenario de una marcha convocada por un grupo conservador, a la que acudieron manifestantes a bordo de cientos de vehículos que reclamaban su derecho a la “libertad” mientras recorrían los alrededores del Capitolio.

Según datos del gobierno de Michigan, hasta este jueves se registraron 41.379 casos de coronavirus y 3.789 muertes en ese estado, en momentos en que Estados Unidos ha superado ya el millón de contagiados por la enfermedad y los 63.000 fallecidos,

Comentarios