Edición Impresa, Le ponen la firma

Reflexiones

Malcorra avisa: más ajuste propio por la devaluación

.


Susana Malcorra llamó a tomar “medidas urgentes” en una circular telegráfica donde alerta a toda la planta del personal del Ministerio de Relaciones Exteriores que el Presupuesto 2016 no alcanzará para cubrir los gastos, no sólo de la Cancillería y Embajadas argentinas en el exterior, sino del gobierno nacional. La funcionaria advierte en el primer párrafo de su comunicado que “el gobierno nacional viene realizando desde el primer día de su gestión, una revisión de los recursos en todo el ámbito nacional, y la conclusión es que los mismos no alcanzan para cubrir el contenido del presupuesto previsto para el año 2016”.

La circular emitida el miércoles de la semana pasada hace foco en el “sinceramiento” del tipo de cambio que impulsó el gobierno de Mauricio Macri y que generó una devaluación de casi el 60 por ciento de la moneda. Por eso, la jefa de la política exterior admite que “la Cancillería no escapa a ese contexto nacional, siendo que su situación se ve agravada con el hecho que gran parte de sus recursos son destinados a cubrir necesidades en moneda extranjera”. La advertencia de la Canciller llega después del envío de 73 telegramas de despido, que algunos de sus destinatarios recibieron sin previo aviso el día que se presentaban a trabajar.

Aviso a las embajadas

En su comunicado interno a todo el personal de Cancillería, Malcorra busca fundamentar el recorte de personal y recursos que aplica en su dependencia. Y advierte que ese ajuste diplomático alcanzará también a las Embajadas argentinas en el exterior: “Desde el primer día de nuestra gestión hemos querido instaurar un presupuesto para que con el mismo cada Secretaría, cada Representación Diplomática, cada sector, puedan gestionarse fijando sus propias prioridades y tratar de esa manera de lograr los objetivos fijados. En el contexto descripto, no me caben dudas de que habrá algunos objetivos no prioritarios que deberemos postergar hasta tanto tengamos el presupuesto en curso ajustado”.

“Fuerte restricción”

La Canciller asegura: “Dicha situación nacional nos pone en la necesidad de tomar acciones urgentes. Acciones que permitan priorizar y reducir erogaciones que originariamente estaban previstas afrontarlas con el presupuesto en curso. En ese contexto, nos encontramos abocados a realizar un profundo estudio de nuestro presupuesto que, sin lugar a dudas, traerá aparejado una fuerte restricción en las erogaciones”.

El jueves pasado, Malcorra recibió al secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper. En el encuentro, también participaron la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley; el subsecretario Nacional de Juventud, Pedro Robledo, así como el titular de Cultura, Pablo Avelluto. Un día después, Malcorra mantuvo un encuentro con Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal (Comisión Económica para América Latina y el Caribe), con quien ofreció una conferencia de prensa conjunta.

Impacto

Entre cables diplomáticos y circulares telegráficas, Malcorra también timonea el impacto internacional de la denuncia contra Macri a partir de la filtración de sociedades offshore de su padre, Franco, que tiene al presidente de la Nación ocupando cargos de director y vicepresidente. La semana pasada, Miguel del Sel, embajador en Panamá, alertó que el gobierno de ese país, a través del Ministerio Público, iniciará una investigación de oficio. De acuerdo con la circular telegráfica, el embajador también deberá ajustar gastos en su representación diplomática.

Sobre el final de la circular, la ministra de Relaciones Exteriores y Culto exhorta al personal de Cancillería a colaborar en la reducción de gastos de todo tipo: “La tarea que venimos haciendo desde las áreas específicas requiere de un compromiso de todos nosotros. Todos debemos contribuir desde nuestros lugares a que podamos transitar este momento. Es por ello que los convoco a que tomen todas las medidas que se encuentren a su alcance para que podamos contar con una gestión eficiente y eficaz en la que se alineen los objetivos con los recursos disponibles”. Y se despide con toda amabilidad como Susana: “Cuento, como siempre, con todos ustedes. Los saluda, Susana”.

Comentarios