Policiales

Violencia urbana

Madrugada agitada en VGG: homicidio y venganza

Un joven de 20 años fue asesinado; el crimen provocó una represalia en la casa del sindicado autor, que recibió un balazo y ahora posee custodia policial, a la espera de ser acusado. Un familiar intentó sacarlo del centro de salud y quedó detenido: le secuestraron un arma.


El arma que supuestamente se usó para matar a Nahuel Meza. Foto: Ministerio de Seguridad.

Un joven de 20 años fue asesinado este viernes por la madrugada luego de ser emboscado en la zona sur de Villa Gobernador Gálvez, informaron fuentes policiales. Elías Pablo Nahuel Meza circulaba en una motocicleta 110 con un amigo como acompañante y en la intersección de San Nicolás y Temporelli un hombre que estaba escondido entre la zona de las vías del ferrocarril lo sorprendió y le disparó un tiro en la nuca. La moto derrapó y el tirador fugó, dijeron los investigadores.

Eran cerca de las 5 de la mañana. Al lugar llegó el Sies y constató que el joven estaba sin vida.

La ejecución del joven Meza tuvo su represalia. Según voceros de la investigación, mientras la Policía buscaba al sindicado matador el Comando llegó a un domicilio que resultó ser el de su madre, en calle Suipacha y avenida Monte Flores, a unas cuadras del lugar donde fue emboscado Meza. La puerta de la vivienda estaba incendiada y un grupo de vecinos hizo saber a la Policía que allí vivía Pablo O., un hombre de 32 años a quien apuntaron de dar muerte al joven.

La noche estaba lejos de terminar. La comunicación llegó del hospital Gamen; un hombre había ingresado con un tiro en el brazo izquierdo. Era, según confiaron fuentes policiales a El Ciudadano, el mencionado Pablo O., de 32 años. Mientras recibía las curaciones de rigor en la guardia, unos agentes que hacían adicionales montaron una custodia en la entrada del centro de salud.

El cerco no fue impedimento para que una persona a quien le atribuyen ser familiar de O. y quien lo llevó al hospital procurara sacarlo a la fuerza de la guardia. Según confiaron voceros del caso, esta persona, identificada como Manuel P., fue detenida mientras intentaba escapar, previo intento de llevarse por la fuerza al herido. Cuando lo requisaron –con la presencia de testigos, aclararon– los agentes le secuestraron una pistola calibre 38. Ya en la seccional 26, mientras Manuel P. se encontraba detenido, el muchacho que acompañaba en la motocicleta a la víctima, L. V., de 21 años, reconoció ante los efectivos que el arma secuestrada fue la que le dio muerte a su amigo horas antes, según confiaron voceros del Ministerio de Seguridad. El arma, que tenía tres cartuchos, se envió a peritar.

Pablo O. está a disposición del fiscal de la Unidad de Homicidios Adrián Spelta, quien lo acusará por el crimen de Meza cuando sea dado de alta; mientras, lo acompaña en el Gamen una custodia policial. “La audiencia imputativa posiblemente sea el día lunes, dependiendo de la evolución de salud del detenido”, dijeron desde el área de prensa de Fiscalía. En tanto, Manuel P. quedó a disposición de la Unidad de Flagrancia, detenido por el delito de portación de arma.

Fuente judiciales y policiales no obviaron mencionar que el joven asesinado poseía antecedentes penales por robo y resistencia a la autoridad que datan de, al menos, 2016.

Si te gustó esta nota, compartila