Edición Impresa, Mundo

Madrid marchó contra los ajustes de la economía

En vísperas de la cumbre UE-Latinoamérica hubo una protesta contra los recortes en España y Europa.

Miles de personas se manifestaron ayer en Madrid contra los planes de ajuste del gobierno español, en vísperas de la cumbre Unión Europea-América Latina en la que se firmarán varios acuerdos de apertura comercial. “¡Huelga, huelga! ¡Que la crisis la paguen los ricos!”, coreaban los manifestantes, unos 15.000 según los organizadores, que marcharon por la tarde desde la fuente de Cibeles hasta la Puerta del Sol.

La grave situación financiera, económica y social que se vive en Europa, con fuerte impacto en España, a raíz de la crisis griega, llevó a sindicatos españoles a sumarse a la manifestación, para protestar contra el plan de ajuste del presidente de gobierno socialista José Luis Rodríguez Zapatero.

La movilización fue organizada por la red birregional de ONG Enlazando Alternativas en el marco de la Cumbre de los Pueblos, que se celebra en forma paralela al encuentro de líderes de la UE, América Latina y Caribe.

“Nos oponemos a la Europa del capital, a los tratados de libre comercio que la Unión Europea impone a América Latina y nos oponemos también a las políticas aquí en Europa, que están oprimiendo más al pueblo europeo”, explicó Mónica Vargas, de Enlazando Alternativas, al enumerar las razones de la movilización, según un cable de AFP.

También hubo presencia argentina: estuvo presente Nora Cortiñas de la agrupación Madres de Plaza de Mayo (Línea Fundadora), quien afirmó que el objetivo de la protesta era “que no haya más explotados en América Latina y en ningún lugar del mundo”.

La UE tiene previsto firmar durante la cumbre de Madrid acuerdos comerciales con Perú y Colombia y probablemente con América Central, así como relanzar las negociaciones con el Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay). La cumbre se lleva a cabo en momentos en que Europa se encuentra sumida en su mayor crisis desde la Primera Guerra Mundial, como dijo el sábado el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, provocada por la amenaza de bancarrota en Grecia y los riesgos de contagio a España y Portugal.

A raíz de esto, estos países se han visto obligados a adoptar duros planes de ajuste que tocan de lleno a la población.

“Estamos viviendo la crisis del capitalismo. Como se ve en Grecia, a los que se busca para pagarla es a las masas. Pero vamos a seguir luchando contra el modelo neoliberal”, dijo la militante griega Sisy Vovou, de Europa Solidaria Sin Fronteras, muy aplaudida por la gente.

“Aquí hay miseria, aquí hay explotación, aquí hay un recorte sistemático de todos los derechos. Hay que obligar a convocar una huelga general que es la respuesta que se merece este gobierno, que se ha humillado y arrodillado a los dictámenes del capital y de Europa”, dijo de su lado el secretario general de la Confederación General del Trabajo (CGT), Jacinto Ceacero.

La CGT, que aportó una de las columnas más importantes de la marcha, preconiza una huelga general contra el nuevo ajuste presentado por el gobierno español que incluye un recorte de los sueldos de los funcionarios y empleados públicos, el congelamiento de las pensiones y la supresión del llamado “cheque bebé” de aliciente a la natalidad.

Ante estas medidas, los sindicatos mayoritarios españoles, la Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CCOO), convocaron a una huelga de funcionarios el próximo 2 de junio, una respuesta considerada insuficiente por algunos gremios como la CGT.

Comentarios