País

La final del bochorno

Madre que puso las bengalas a su hijo recusó a la fiscal

La defensa de la mujer que fue filmada poniéndole bengalas a su hijo de 9 años en la previa al partido que iban a disputar River y Boca el pasado sábado por la final de la Copa Libertadores, ahora recusó a la fiscal con la que había acordado una pena de dos años y ocho meses de prisión en suspenso


la mujer fue filmada poniéndole bengalas a su hijo de 9 años en la previa al partido que iban a disputar River y Boca el pasado sábado.

La defensa de la mujer que fue filmada poniéndole bengalas a su hijo de 9 años en la previa al partido que iban a disputar River y Boca el pasado sábado por la final de la Copa Libertadores, ahora recusó a la fiscal con la que había acordado una pena de dos años y ocho meses de prisión en suspenso.

Lo hizo a través de su abogado Carlos Broitman, quien recusó a la fiscal Adriana Bellavigna luego que ésta pactara una condena de dos años y ocho meses de prisión en suspenso con la acusada.

Ahora, la defensa recusó a la fiscal con el argumento de que la mujer fue coaccionada para firmar ese acuerdo, y por ende se realizará una audiencia en la que se define si Bellavigna va a ser apartada o no.

En caso de no ser apartada, y al echar por tierra el acuerdo, es probable que pueda solicitar la prisión preventiva de la mujer.

El acuerdo firmado entre la fiscal y la imputada preveía que la mujer se abstuviera de concurrir con su hijo al estadio de fútbol, realizar un tratamiento psicológico, y cumplir 48 horas de tareas comunitarias.

El menor que había sido guardado bajo tutela fue devuelto a su madre, según estableció el consejo de profesionales de derechos de niños y adolescentes.

La mujer fue detenida el lunes luego del trabajo de análisis de imágenes del Cuerpo de Investigaciones Judiciales y la fiscalía a partir de la filmación de una grabación casera en la que se ve a la mujer colocando las bengalas en el cuerpo de su hijo.

El acuerdo implica por parte de la mujer fijar domicilio fijo y someterse al control del patronato de liberados, someterse a un tratamiento psicológico, abstenerse de concurrir con su hijo menor a cualquier evento deportivo masivo, y la realización de 48 horas de trabajo comunitario a favor del Estado en una entidad de bien público.

En caso de no cumplir con esas reglas de conducta, el acuerdo será revocado aunque para que el mismo se haga efectivo resta la homologación de la jueza en lo penal y contravencional porteña María Julia Correa.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios