Edición Impresa, Política

Encuentro Vaticano

Macri y Francisco comparten la “preocupación por la pobreza”

El presidente aseguró que el Papa ve “con buenos ojos” la lucha contra el narcotráfico que lleva adelante el gobierno.


El presidente Mauricio Macri se reunió ayer durante una hora con el papa Francisco en El Vaticano y contó que le llevó “un montón de información” sobre la situación del país, así como también indicó que le pidió “sus opiniones” sobre la gestión al frente de la Casa Rosada. Según el mandatario argentino, el Santo Padre “vio con buenos ojos” la política que el gobierno lleva adelante contra el narcotráfico y aseguró que ambos tienen “una preocupación compartida” por combatir la pobreza.

“Fue una reunión más larga porque vine con una agenda de temas que quería compartir. Vine y dejé un montón de información”, relató el mandatario tras el encuentro y señaló que “quería saber sus opiniones” sobre la gestión.

La audiencia privada se extendió desde las 10.30 hasta poco después de las 11.30 y se desarrolló en el estudio anexo del Aula Paulo VI, conocido como Il Fungo, donde dialogaron sobre temas como la pobreza y el narcotráfico, según contó el mandatario.

En conferencia de prensa, el jefe del Estado resaltó que el Santo Padre “siempre ha sido un líder moral” y señaló que durante la hora que duró la reunión mantuvieron “una larga charla sobre lo que pasa en la Argentina y en el mundo”.

En este sentido, informó que hablaron sobre los “indicadores de pobreza” en la Argentina y afirmó que se trata de un tema sobre el que tienen una “preocupación compartida”.

“Hay que trabajar, generar trabajo, educación, capacitación, volver a convocar a todos a esta cultura del encuentro a partir del trabajo, porque esa es la vía”, expresó Macri.

Además, señaló que el Pontífice “elogió fuertemente la labor que ha hecho (la ministra de Desarrollo Social, Carolina) Stanley y a (la gobernadora bonaerense) María Eugenia Vidal”.

“Muchos dicen representar al Papa, pero no lo representan. El Papa tiene una agenda distinta de la que tenía (Jorge) Bergoglio. Su tiempo está abocado a lograr la cultura del encuentro a nivel mundial”, señaló Macri.

El presidente indicó que el Papa también “vio con buenos ojos” la política del gobierno contra el narcotráfico e indicó que el Sumo Pontífice le “reiteró que es una batalla en la que no hay que ceder”.

Asimismo, el jefe del Estado contó que en la reunión desplegó un mapa de la Argentina y le mostró las obras que está haciendo el gobierno en el país, ante lo cual el Papa se mostró interesado “en lo ferroviario y en las hidrovías”.

Durante la conferencia, varias de las preguntas de la prensa apuntaron a la diferencia entre este encuentro y el anterior, que llamó la atención por haber durado apenas 22 minutos, y el mandatario explicó: “Los dos somos sintéticos”.

Macri asistió al Vaticano acompañado por su esposa, Juliana Awada; la hija de ambos, Antonia; otra hija de 33 años del mandatario, Agustina; y Valentina Barbier, hija de 13 años de la primera dama.

“Le pedí que me haga un comentario final y me dijo:  Fuerza y para adelante “, reveló Macri sobre el cierre de la reunión, luego de la cual se tomó la foto oficial en la que el Sumo Pontífice posó con la familia ensamblada del mandatario.

Macri saludará nuevamente al papa Francisco hoy tras la canonización del cura gaucho José Gabriel Brochero, que se convertirá en el primer santo nacido y muerto en el país.

La visita a Argentina

Macri resaltó que el papa Francisco “es una persona sabia” y señaló que “va a saber cuál es el momento indicado” para realizar una visita a la Argentina, algo que fue descartado para el año 2017.

“No hablamos de cuándo va a venir. Me pareció que su comunicado había sido claro. Él sabe que todos queremos que venga lo antes posible”, sostuvo el mandatario. “Son procesos. Él sabe que todos lo esperamos”, remarcó el mandatario.

Escultura de regalo

El presidente Mauricio Macri le regaló a Francisco una escultura del artista argentino Alejandro Marmo, amigo del Papa, que simboliza el diálogo interreligioso. Se trata de una pieza de un poco menos de un metro de alto y, como toda la obra del artista, está confeccionada con materiales de descarte ferroviario y metales. En este caso, la escultura representa la unión de las tres grandes religiones, con una cruz que, montada sobre una base que simboliza una estrella de David, tiene también dos medialunas, símbolo del islam.

Las preguntas de Antonia

La pequeña Antonia, de 5 años, quedó ayer en el centro de la escena durante una actividad de su padre, Mauricio Macri, y se convirtió en uno de los factores que propició que el encuentro con Francisco fuera más cordial y distendido. Antonia le llevó un breve listado de tres preguntas al Santo Padre. “Se rió mucho cuando le preguntó, tenía un cuestionario. Le preguntó si tenía papás, él le dijo que sí, que estaban en el cielo; le preguntó si dormía con la misma ropa, él le dijo que usaba pijama; y qué comía, él le dijo «la misma que vos»”, contó Macri en conferencia de prensa.

Arenga a embajadores a convertir “en cosas concretas” el interés por el país

El presidente Mauricio Macri pidió ayer a embajadores acreditados en Europa aprovechar la coyuntura favorable al país en el mundo para convertir “en cosas concretas” el interés en Argentina, al tiempo que se les pidió a las sedes diplomáticas que “contribuyan” y “pongan el hombro”.

“Tenemos que convencerlos de que este cambio va en serio”, remarcó Macri al exhortar a más de 25 embajadores argentinos acreditados ante Europa y organismos internacionales a redoblar esfuerzos para conseguir inversiones que permitan la creación de más puestos de trabajo en el país.

“Hemos vuelto al mundo y el mundo nos ha abierto los brazos. Ustedes tienen la misión de que ese entusiasmo se convierta en cosas concretas”, subrayó el presidente en la reunión con los diplomáticos realizada en el hotel Meliá de Roma, luego de su “buena reunión” de más de una hora con el papa Francisco.

Durante la reunión con los diplomáticos, inédita en los últimos años, el Jefe de Estado les remarcó que “tenemos una gigantesca oportunidad porque en el mundo faltan lugares para invertir y Argentina representa una enorme posibilidad por la brecha entre lo que somos y lo que podemos ser”.

De frente a los representantes diplomáticos, muchos de ellos en su primer encuentro cara a cara con el presidente, Macri dio el ejemplo de Singapur, como un país donde no hay embajada, y podría significar una oportunidad para la Argentina.

Entre los participantes, además del anfitrión embajador en Italia Tomás Ferrari estuvieron los representantes en España Ramón Puerta, en Portugal Oscar Moscariello y en Alemania Luis Kreckler, además del embajador en Rusia Pablo Tettamanti.

“Necesitamos aprovechar cada una de las oportunidades y por eso tenemos que hacer lo imposible para llevarles soluciones concretas a los miles de argentinos que hoy no la están pasando bien”, puntualizó.

Macri les adelantó que el gobierno seguirá de cerca las gestiones que realice cada embajada a lo largo de los próximos meses para evaluar sus resultados.

En esa línea, la canciller Susana Malcorra detalló algunos otros puntos del encuentro: “Lo que se les pidió a los embajadores es que con un país que tiene 32.4% de pobres cada uno de nosotros tiene que poner el hombro y mostrar resultados”.

Comentarios