Política

Descanso y después fútbol

Macri vuelve de Neuquén para ver el clásico en Buenos Aires

El presidente retornará unas horas antes de las minivacaciones que decidió tomarse en Neuquén para reponerse del ajetreo del G-20. No será para retomar la agenda oficial, sino para ver –en Olivos o Los Abrojos– el Boca River que se jugará en Madrid por falta de seguridad en la Argentina


El presidente Mauricio Macri regresará la mañana de este domingo a Buenos Aires desde Neuquén, donde decidió tomarse un descanso luego de las cuatro jornadas de la cumbre del G-20 que lo tuvieron atareado. El mandatario no vuelve para retomar las tareas del cargo: fuentes oficiales informaron que el retorno de sus minivacaciones –anticipado unas horas respecto de lo previsto inicialmente– responde a su voluntad de ver la final de la Copa Libertadores entre River y Boca, que se disputará en el estadio Santiago Bernabéu del Real Madrid, en la Capital Federal.

Macri habría elegido como destino la villa turística de Chapelco, emplazada en la cordillera de los Andes y a 19 kilómetros de la ciudad de San Martín de los Andes. Desistió de sus más habituales descansos en Villa la Angostura, destino elegido, por ejemplo, en otro período de descanso tomado a principio de este año.

La duda es si Macri verá el clásico, que por la falta de garantías de seguridad tras el fallido operativo en la cancha de River se juega fuera del país, en la quinta presidencial de Olivos o en su residencia privada Los Abrojos, ubicada en la localidad bonaerense de Malvinas Argentinas.

El presidente encaró el descanso patagónico junto a su esposa, Juliana Awada, y su hija Antonia. Macri se desconectó de las redes sociales desde su lugar de vacaciones. No hubo declaraciones suyas, por ningún medio ni soporte, sobre las sesiones extraordinarias del Congreso y los reveses del oficialismo. Uno es la postergación del tratamiento de la ley de barrabravas en la Cámara de Diputados, que pospuso el debate para el 18 de diciembre. Otro es el proyecto de financiamiento de partidos políticos –que habilitaba los aportes de empresas–, vetado a través de las redes por la díscola aliada de Cambiemos Elisa Carrió, cuya discusión se postergó para marzo.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios