Política

Tras el G-20

Macri se negó a pronosticar la evolución de la economía

"No queremos hacer más pronósticos", se disculpó el Presidente cuando lo consultaron esta mañana sobre la inflación y las dificultades en materia económica que enfrenta su gestión


El presidente Mauricio Macri rechazó hoy evaluar cómo se proyectarán en los próximos meses las variables de la economía, y reconoció que el éxito que el gobierno adjudica al desarrollo de la Cumbre del G20 “no significa que se hayan resuelto los problemas” que enfrenta su administración.

“No queremos  hacer más pronósticos. La economía tuvo un desanclaje de las variables macro grave”, admitió Macri durante la conferencia de prensa que brindó esta mañana en la Casa Rosada para hacer un balance del encuentro de presidentes y líderes del mundo que se desarrolló en Buenos Aires el viernes y sábado pasados.

No obstante, el Presidente subrayó: “Estamos dejando de estar muy desequilibrados, de necesitar muchos dólares y depender de los demás. Aparentemente el agro está bien y pinta que será un buen verano con el turismo”.

El mandatario subrayó que la Cumbre fue “una prueba” para la Argentina. “Fue un aprendizaje. Venimos de muchos años de aislamiento, de no tratar con el mundo. Tuvimos una oportunidad única de intercambiar”, subrayó.

Y completó: “Los argentinos no somos los mismos. Eso no significa que los problemas hayan desaparecido. Acumulamos problemas de 70 años, profundizados en los últimos 15, pero nunca antes hubo un nivel de atención a la Argentina como ahora”.

Macri insistió en defender el modelo de Cambiemos como el único “camino” para resolver las dificultades económicas, y reconoció que bajar la inflación es uno de los principales desafíos. En esa línea de razonamiento, el mandatario se negó a precisar si competirá por su reelección en 2019. “Seis meses es una eternidad. Creo que tenemos que esperar meses de trabajo. Ese trabajo nos va a llevar a bajar la inflación y a que lentamente la economía vuelva a crecer. Sin hacer pronósticos, trabajando”, argumentó.

Además, el jefe de Estado restó importancia a las diferencias al interior de la alianza de gobierno. “La coalición está sólida y trabajando. Somos seres humanos y puede haber enojos, pero hay mucha responsabilidad”, explicó.

“Todo esto tiene sentido si podemos generar oportunidades para los argentinos, si se genera trabajo. La Argentina sufrió en estos años por haber abandonado la cultura del trabajo. Somos ansiosos de nacimiento y todo tiene un tiempo. Hay que tener constancia, coherencia y paciencia”, destacó.

DIALOGO Y ACUERDOS

El presidente también se mostró optimista en que las conversaciones iniciadas en la Cumbre posibiliten que se destrabe el acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea. “El 10 de diciembre tenemos reunión técnica. Es un acuerdo muy demorado y todos somos conscientes que es una gran oportunidad llegar a este acuerdo”, subrayó.

En esa línea, destacó que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, le ratificó personalmente que buscará avanzar por ese camino. “Quedamos en vernos durante el verano. El Mercosur fue el bloque más cerrado del mundo y hemos crecido menos que otras regiones del mundo”, subrayó.

Sobre su encuentro con la premier británica, Theresa May, Macri destacó que, aunque no se abordó la cuestión Malvinas, el encuentro “fue bajo el  entendimiento de que los reclamos históricos permanecen y que nadie renuncia”. Y agregó: “Pero creemos que es mucho mejor avanzar en la relación”.

“Nuestra prioridad es tener buenas relaciones con todos los países”, destacó para negar fricciones con Estados Unidos y China. “Mi tarea es tender puentes con el mundo entero”, subrayó.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios