Edición Impresa, Política, Últimas

Macri pidió su propio juicio

El jefe de Gobierno porteño pidió a sus legisladores abrir proceso político por los delitos que se le imputan. Volvió a cargar contra Néstor Kirchner, por montar una “operación política” para dañarlo.

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, pidió ayer que se abra un “juicio político” en su contra en la Legislatura para investigar el caso de las escuchas ilegales, tras volver a acusar a Néstor Kirchner de montar una “operación política” para dañarlo.

“Lo que da mayor transparencia es que los legisladores del PRO pidan abrir el juicio político por los delitos que se me acusan. Creo que es el mejor camino que establece la Constitución para el esclarecimiento”, anunció Macri en conferencia de prensa, en un claro gesto de desafío político a sus opositores.

Acompañado nuevamente por su gabinete y hombres de confianza, el mandatario porteño volvió a mostrarse “muy tranquilo” y dijo que en el proceso en la Legislatura buscará “dar la máxima transparencia a la situación para demostrar que esto es una operación de Néstor Kirchner, disfrazada de causa judicial”.

Macri recordó que el lunes pasado, ante la ratificación del procesamiento en la Cámara Federal porteña, había pedido ir “lo antes posible” a juicio oral, pero remarcó que la celeridad en ese proceso “depende de (el juez de primera instancia Norberto) Oyarbide”, por lo que buscará ahora el avance de la investigación en la Legislatura.

“Voy a hacer todo lo necesario para impedir que Néstor Kirchner quiera llevarse por delante las instituciones democráticas”, remarcó.

Macri justificó este cambio de actitud aduciendo que “era una sesión extraordinaria, desorganizada”. “No habíamos podido reflexionar acerca de cuál era el mejor mecanismo. Ahora creemos que éste es el más transparente, efectivo y sincero. Nosotros no tenemos nada que ocultar “, argumentó.

Por último, el mandamás del PRO aseguró que cree que el juicio político se puede resolver rápidamente. “Podemos hacer este proceso, depende de nosotros, si nos organizamos bien los podemos resolver rápidamente”, concluyó. Su antecesor en el cargo, Aníbal Ibarra, fue destituido en juicio político por la tragedia de Cromañón, a pesar de que la Justicia lo absolvió en el expediente.

  “Está jugando con las instituciones”

 La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, afirmó que la decisión de Macri de pedir su propio juicio político “es una locura institucional”. “Nadie le pidió el juicio político. La Coalición Cívica intentó por todos los medios un camino racional. No fue posible”, lamentó Carrió.

La diputada aseguró, además, que “sin estrategia y saltando al vacío no se puede conducir la política” y explicó que la CC aun no decidió si va a integrar la comisión, algo que se definirá “en los próximos días y de manera orgánica”.

“La decisión de Macri pone en zozobra a la Ciudad de Buenos Aires innecesariamente”, concluyó Carrió.

En tanto, el presidente del bloque Peronista, Diego Kravetz, dijo que “me parece bien que se abra un ámbito de investigación, pero me parece mal que está jugando con las instituciones. Si lo hace para taponar con sus votos la investigación, peor, porque utiliza las instituciones de la peor forma posible”, reflexionó el dirigente.

En el mismo sentido, Aníbal Ibarra dijo que el jefe de Gobierno “está jugando con las instituciones de la Ciudad” porque los legisladores del PRO, que son mayoría, no van a votar en contra de su líder en el recinto. De ese modo, ambos diputados se refirieron al avance concreto que pudiera tener el proceso político en la Legislatura.

Gabriela Cerruti fue más allá advirtió que es “muy peligrosa” la iniciativa del gobierno porteño porque “dejó a Macri a dos votos de la destitución”.

“Ellos creían que inevitablemente iban a juicio político, pero están jugando con fuego porque nunca se sabe qué puede pasar. Están a dos votos de la destitución del jefe de Gobierno”, ahondó la legisladora Cerruti.

Comentarios